LLAMANOS 34 91 535 89 90

Las bodegas suspenden en Marketing Digital.

La presencia en internet y posicionamiento de marca es hoy uno de los grandes canales de venta y promoción. Sin embargo las bodegas siguen aferradas a fórmulas tradicionales de distribución y es hoy uno de los sectores más alejados de sus consumidores finales.

Actualidad | 2017-01-19 10:10:31


Se acaba de hacer público un Ranking de Actividad On line de la Agencia digital Suggiero donde se evalúa la actividad de 25 compañías vitivinícolas importantes en Álava, Vizcaya, Gupúzcoa, La Rioja y Navarra. Los resultados han determinado que es un sector con carencias importantes en cuanto a presencia en la red y marketing digital.

Es innegable que internet ha llegado para quedarse. Las empresas han evolucionado hacia un mercado más visible en la red, y sobre todo hacia fórmulas de venta y promoción que las ponen en contacto directo con los consumidores y clientes finales. Hoy en día todas las empresas tienen muy presente el posicionamiento SEO, aparecer en buscadores específicos, utilizar las redes sociales y los chat con los clientes directos. Hay pocos hoteles que no aparezcan por ejemplo en buscadores como booking o trivago, el turismo se mueve sobre todo en la red. Igual ocurre con restaurantes, mercados y tiendas que han visto como las redes sociales en un gran motor para sus productos y bien funciona como el antiguo boca a boca.

Vender en internet es cada día más fácil. A medida que caen las barreras del comercio online e incrementan las vías de pago y distribución, los usuarios están cada vez más dispuestos a comprar desde plataformas digitales

Sin embargo, en el sector de las bodegas esta acepción de tienda on line de vino, reservas de visitas enoturísticas y contacto directo con el consumidor final está siendo todo un reto. La mayor estrategia de venta se basa en acudir a grandes ferias a presentar el producto ante los distribuidores y depender absolutamente de estos canales de distribución para el negocio.

La carencia de posicionamiento en internet, en buscadores de turismo y en las redes sociales desconecta a gran parte del sector de sus consumidores finales y sobre todo del público joven que en un futuro va a ser el gran consumidor y que hoy en día no tiene un aprendizaje sobre la marca.

Según el informe de la agencia “Hay que conocer mucho el vino para consumirlo. Un 62,5% de los jóvenes encuestados afirmaron que “el vino es una bebida para entendidos”. El público juvenil tiende a percibir el vino como algo ajeno a su realidad: de alta distinción pero distante. Esto enquista el bajo consumo de denominaciones de origen desconocidas y bodegas nuevas entre los jóvenes.”

El enoturismo es la herramienta ideal para acercar a gente activa, con gusto por la gastronomía, los viajes y la cultura del vino. Pero lejos de interesarse por esta vía muchas bodegas lo consideran un canal demasiado nuevo o piensan que necesita demasiada inversión y dejan pasar la oportunidad.

Según el informe RAO, Internet juega un papel decisivo en la contratación de catas y visitas a este tipo de sitios.  Aunque la reserva se haga por un canal offline, internet es un canal relevante para conocer de la existencia de opciones para realizar turismo enológico. En los últimos años se aprecia una tendencia positiva de búsqueda de este tipo de actividades en Google, que se corresponde con el incremento del volumen de visitas a compañías vinícolas.

Lejos de estos datos, muchas bodegas son incapaces de invertir por aparecer en buscadores específicos de enoturismo y no ven nada útil su promoción en la red. Los datos confirman que esta estrategia de mercado conduce a un error que dará ventaja a otras compañías que lo han comenzado a considerar.

El enoturismo sin embargo para los territorios vitivinícolas constituye una oportunidad única para crear un producto turístico singular, que corresponde a las nuevas tendencias de la demanda y que, mediante una planificación adecuada, puede convertirse en un “motor” para el desarrollo turístico sostenible de un territorio.

El vino se concibe como una experiencia global, que no se queda solo en la comercialización del mismo, al igual que el negocio de las bodegas y sobre todo de cara al futuro y al nuevo consumidor no debería quedarse en el interés por el distribuidor. 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...