LLAMANOS 34 91 535 89 90

Las Denominaciones de Origen en España: La Denominación de Origen Protegida Vinos de Cariñena

Conoce más datos sobre la D.O.P Cariñena, una de las más tradicionales de Aragón. Cuáles son sus vinos, sus cualidades especiales y variedades de uva, las hectáreas de cosecha o donde comercializan sus vinos.

Denominaciones | 2014-07-23 11:57:45


I. La situación

Cariñena, ubicada en pleno valle del Ebro, tiene una extensión de 14.513 hectáreas de viñedo repartidas entre las poblaciones de Aguarón, Aladrén, Alfamén, Almonacid de la Sierra, Alpartir, Cariñena, Cosuenda, Encinacorba, Longares, Mezalocha, Muel, Paniza, Tosos y Villanueva de Huerva. Los 1.587 viticultores se ocupan directamente de las viñas, que constituyen sin lugar a dudas el principal soporte económico de la comarca.

Cariñena ocupa una situación geográfica excepcional, ya que se encuentra en el mismo eje de comunicaciones del Valle del Ebro con Levante, así como en pleno trazado norte-sur que estructura el territorio aragonés. Esta situación lo convierte en verdadera alternativa de enlace entre el País Vasco y la Comunidad Valenciana. Por su cercanía a la frontera francesa, constituye igualmente un enclave de gran interés desde el punto de vista de las relaciones culturales y comerciales con Europa. La autovía que une la Comunidad Valenciana con Francia a través del territorio aragonés afianza todavía más el valor estratégico de la situación de Cariñena.

La Denominación de Origen se encuentra a 42 Km. al sur de  Zaragoza, 290 Km. de Madrid y 360 de Barcelona.

Suelo y Clima

El Campo de Cariñena es una llanura cerrada al suroeste por las sierras ibéricas, de tal forma que los depósitos de materiales descienden desde las últimas al llano.

En las estribaciones montañosas se presentan suelos pobres con sustrato rocoso muy cercano, de malos rendimientos y graves dificultades para el empleo de maquinaria agrícola.A medida que las prolongaciones montañosas van perdiendo altura, el paisaje de colinas desciende suavemente hasta identificarse con la llanura de Cariñena.

El suelo, a cierta altura, está formado por guijarros de los depósitos aluviales y coluviales y muestra las condiciones necesarias para el cultivo de la vid, pues no necesita mucha humedad pero cuando la recibe es capaz de conservarla durante largo tiempo. En estas zonas el clima se dulcifica y las cepas hallan el medio idóneo para su desarrollo.

Por su parte, en la llanura que se extiende paralela a la Sierra de Algairén y en la que se encuentra más del 80% de la Denominación de Origen se encuentran suelos de arcillas miocenas. Aquí hay cuatro tipos principales: Cascajo, Royal, Tierra fuerte arcillosa y Calar.

El clima es continental con grandes variaciones térmicas no solo entre el verano (donde se pueden llegar a alcanzar los 40ºC) y el invierno (temperaturas mínimas de -5ºC a -8ºC) sino también entre el día y la noche. Otro factor climático característico de la zona es el cierzo, viento que sopla frío y seco del norte.

La presencia de montañas tiene efectos positivos para la pluviosidad, permitiendo en las tierras más próximas a la sierra medias anuales más altas y persistentes que en las de la llanura, donde se dan bajo la forma de chubascos primaverales o tormentas en verano.

 II.- Variedades

La elaboración de los vinos protegidos por la DOP Cariñena se realizará exclusivamente con uvas de las variedades autorizadas siguientes:

a) Tintas: Cabernet Sauvignon, Garnacha tinta, Juan Ibáñez, Cariñena (Mazuela), Merlot, Monastrell, Syrah, Tempranillo y Vidadillo.

b) Blancas: Chardonnay, Garnacha Blanca, Macabeo, Moscatel de Alejandría y Parellada.

III. Datos de interés:

Héctareas cultivadas: 14.513

Producción de vino año 2013: Según los datos de la declaración de cosecha y producción en la vendimia 2013, han elaborado 26 empresas inscritas con 32 declarantes, que han producido 77.157.625  kilos de uva en la D.O.P. Cariñena, correspondiendo a  59.402.319 litros.

Respecto a la cosecha ha sido un 7,33% más, que la cosecha del año 2012 que fue de 71.504.907 kilos.

Referente a las producciones por destino son las siguientes:

-           DOP destinado a auto calificación han sido 51.806.799 litros.

-           Varietales: 1.411.680 litros.

-           Mesa: 2.564.840 litros.

-           Otros vinos: 3.619.000 litros.

Número de bodegas adscritas: 32

Provincias españolas en las que está presente: Todas

IV.- Consejo Regulador:

Año de fundación D.O.P.: 8 de septiembre de 1932

Año de Fundación del Consejo Regulador: 25 de mayo de 1960

Nombre del Presidente: Antonio Ubide Bosqued

Dirección completa: Camino de la Platera, nº 7 50400 Cariñena (Zaragoza)

Teléfono: 976793031

Fax: 976621107

Contacto e-mail: consejoregulador@docarinena.es

Página Web: www.elvinodelaspiedras.es

V.- Características generales de los vinos Cariñena

VINOS BLANCOS

Procede exclusivamente de uvas blancas de la variedad Macabeo o Chardonnays, el mosto desfangado se fermente, controlando la temperatura para evitar que la misma se eleve y la calidad del vino descienda; una vez fermentado se separa el vino limpio de las heces, levaduras muertas, proteínas, pulpas, etc… el vino se embotella, después de los procesos de estabilización y normalmente se comercializa como joven.

VINOS ROSADOS

La piel de las uvas tintas contiene las sustancias que proporcionan el color, el aroma y el tanino a los vinos. En Cariñena, los vinos rosados se obtiene exclusivamente de uvas tintas, en su mayoría de Garnacha Tinta, aunque también de Merlot, las uvas despalilladas y estrujadas se encuban en un depósito durante horas hasta que el mosto se extrae de la piel de las uvas el color rosado característico. El mosto se separa de las pieles, pulpas y pepitas mediante el sangrado, proceso de extracción del mosto por gravedad. La fermentación se conduce como en blanco, una vez embotellado se comercializa como joven.

VINOS TINTOS

La simultaneidad de la fermentación y de la maceración de la piel, pepitas y pulpa de las uvas tintas con el mosto, es una singularidad de la vinificación en tinto. Durante la maceración se extrae color, taninos y sustancias que dan el carácter a los vinos tintos, este proceso se ve favorecido por la temperatura, el alcohol y los remontados, es decir humedecer las partes sólidas, principalmente pieles con vino. Por sangrado se separa el vino del orujo, es decir, de las partes sólidas, si la maceración es corta el vino se destina para su consumo como joven, mientras que los más macerados se emplean para crianza; por prensado del orujo se obtiene el vino prensa. La llamada segunda fermentación, es en realidad la transformación del ácido málico en ácido láctico; durante la cual se desprende anhídrido carbónico y el vino mejora gustativamente, dado que se sustituye el carácter herbáceo del ácido málico por la suavidad del ácido láctico. Este proceso lo realizan bacterias lácticas que como las levaduras se encuentran en los mostos de forma natural. Conviene que todos los vinos tintos realicen esta segunda fermentación, además de la mejora gustativa por la estabilidad microbiana del vino.

VINOS TINTOS DE CRIANZA

Son vinos tradicionales de Cariñena que muestran la calidad y la personalidad de la Denominación de Origen. El envejecimiento siempre ha estado presente en las Bodegas de Cariñena, bien en procesos de oxidación controlada en barricas y cubas, bien en procesos reductores en botellas o como ocurre en la actualidad combinando ambos. La idoneidad de los vinos tintos para el envejecimiento viene por la variedad de uva y por las condiciones de la maceración. El proceso de crianza en los vinos amparados por la Denominación de Origen Cariñena se realizará en todos los casos por el sistema de añada con permanencia mixta en madera y botella, excepto en el vino añejo que únicamente se someterá a crianza en madera. Los envases de madera que se utilicen en este proceso deberán ser de roble, con una capacidad  máxima de 10 hectolitros.

Independientemente del tiempo de permanencia mixta en Madera y botella expresada en este apartado, en ningún caso la edad del vino será inferior a dos años naturales. Para la utilización de las indicaciones Crianza, Reserva y Gran Reserva, los procesos de maduración se ajustarán a los siguientes periodos mínimos de permanencia expresados en meses dictados por el Consejo Regulador.

Cuando se contemple la crianza por el sistema de añadas en proceso mixto de Madera y botella, la permanencia mínima del vino en envases de Madera para tener derecho a la mención relativa a la crianza, deberá ser de seis meses.

Únicamente se podrá utilizar las indicaciones reserva y gran reserva en los vinos de añadas concretas que hayan adquirido una armonía en el conjunto de sus cualidades organolépticas y una riqueza aromática destacada como consecuencia del proceso de maduración.

"Añejo": vinos tintos, blancos o rosados sometidos a un período mínimo de envejecimiento de 24 meses en total, en recipiente de madera de roble de capacidad máxima de 600 litros o en botella.

“Roble”: vinos que han permanecido en recipiente de madera de roble de capacidad máxima de 600 litros un periodo superior a 45 días en el caso de los vinos blancos y 90 días en el de los tintos.

“Noble”: vinos sometidos a un período mínimo de envejecimiento de 18 meses en total, en recipiente de madera de roble de capacidad máxima de 600 litros o en botella.

VINOS DE LICOR

Los vinos de licor deberán cumplir los siguientes requisitos:

a) Que se realice exclusivamente con las variedades Moscatel de Alejandría, Macabeo y Garnacha tinta, cuyas uvas, en el momento de la vendimia, deberán tener un grado alcohólico volumétrico natural no inferior a 12 % vol.

b) Que el grado alcohólico volumétrico adquirido no podrá ser inferior al 15 % vol. ni superior al 22 % vol.

c) El contenido en anhídrido sulfuroso total en el vino de licor no podrá superar los límites máximos establecidos en el cuadro siguiente:

d) Podrán utilizarse las menciones “vino dulce” o “mistela” en los vinos de licor elaborados a partir de mosto de uva o de una mezcla de mosto de uva con vino.

VINO NATURALMENTE DULCE

El vino “naturalmente dulce” deberá elaborarse con uva sobre madurada sin aumento artificial de su graduación y con el alcohol procedente en su totalidad de la fermentación, con un grado alcohólico natural superior a 15 % vol. y un grado alcohólico volumétrico adquirido no inferior a 13 % vol.

VINOS ESPUMOSOS

Los vinos espumosos tendrán un proceso de elaboración y crianza, desde la segunda fermentación hasta la eliminación de las lías inclusive, en la misma botella en la que se ha efectuado el tiraje, y deberán cumplir los siguientes requisitos:

- El tiraje se realizará entre el 1 de enero y el 30 de abril del año siguiente al de la vendimia.

- El licor de tiraje deberá cumplir lo establecido en el anexo VI, letra K, punto 5 del Reglamento (CE) nº 1493/1999 del Consejo, de 17 de mayo de 1999, por el que se establece la organización común del mercado vitivinícola, o norma que lo sustituya.

- El vino base empleado deberá ser un vino calificado, con una concentración máxima de anhídrido sulfuroso total de 140 mg/l.

- La duración del período de tiraje hasta el degüelle será como mínimo de nueve meses.

- Sólo se podrá emplear este tipo de vino para el relleno de las botellas en el momento del degüelle.

- Su calificación se realizará antes de transcurridos tres meses desde que se realice el degüelle.

- La sobrepresión mínima que debe tener el vino embotellado debe ser de 3,5 bar, a 20 °C.

- Los vinos espumosos deberán tener las siguientes características físico-químicas:

Graduación alcohólica adquirida (mínima): 10 % Vol.

Anhídrido sulfuroso total (máximo): 160 mg/l.

Acidez volátil real en ácido acético (máximo): 0,65 g/l.

VENDIMIA TARDÍA

La mención “vendimia tardía” podrá emplearse para describir los vinos obtenidos de las variedades señaladas en esta norma técnica, con un grado alcohólico natural superior a 15% vol. Además de cumplir con lo establecido en la legislación comunitaria, deberá reunir las siguientes características físico-químicas:

a) Graduación alcohólica adquirida (mínima) 13% Vol.

b) Acidez volátil real en ácido acético (máximo): 0,9 g/l

Sobre las denominaciones de Origen

El sistema español de las Denominaciones de Origen es el fruto de la experiencia adquirida en el transcurso de muchos años.

Los antecedentes de la utilización de nombres geográficos en territorio español se pierden en la Historia, particularmente en lo que se refiere a vinos y aceites de oliva.

La primera reglamentación en el ámbito nacional en materia de Denominaciones de Origen la constituye el Estatuto del Vino de 1932, aprobado por decreto el 8 de septiembre y elevado a Ley el 26 de mayo de 1933. La actividad durante el periodo de 1932 a 1972 fue muy intensa, en las 28 zonas geográficas que reconocía como Denominaciones de Origen el artículo 34 del Estatuto del Vino, fueron constituyéndose sucesivamente los respectivos Consejos Reguladores que redactaron las correspondientes propuestas de Reglamento.

En 1935 se aprobó el primer Reglamento de Denominación de Origen correspondiente a las D.O. Jerez-Xéres-Sherry y Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, con un Consejo regulador Común. En 1937 fue aprobado el Reglamento de la D.O. Málaga. Después de una pausa de 8 años obligada por la penosa Guerra Civil (1936-1939). En el trienio 1945-47 se aprobaron los Reglamentos de Montilla-Moriles, Rioja y Tarragona, y en el periodo 1954-60 los de Priorato, Alella, Utiel-Requena, Valencia, Alicante, Ribeiro, Valdeorras, Cariñena y Penedés.

Condado de Huelva, Valdepeñas, La Mancha, Jumilla, Almansa, Méntrida y Navarra consiguieron la D.O. entre los años 1963 al 1966. Y así hasta llegar al año 2002 donde se cuentan un total de 59 D.O. y 3 menciones especiales de calificación: Vinos Espumosos Método Tradicional, Vinos de la Tierra.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...