LLAMANOS 34 91 535 89 90

Durante las fases del ciclo biológico de la vid, ¿qué determina obtener un buen vino?

Te exponemos un resumen de la evolución de la planta a lo largo del año, desde su reposo vegetativo hasta la obtención de las uvas. La maduración es la fase más importante para poder disfrutar de una buena copa de vino.

Cultura del Vino | 2014-06-25 16:45:03


La vid es una planta con un ciclo característico en zonas templadas que se inicia con el desborre a principios de la primavera para concluir con la caída de la hoja en el otoño. La planta va evolucionando biológicamente dependiendo del momento del año. Para obtener un vino de calidad sin embargo hay que cuidar el cultivo y realizar algunas prácticas agrícolas que mejoraran la obtención de la uva, al mismo tiempo que se establece un control sobre el cultivo.

Como ejemplo de lo anterior, las técnicas de poda realizadas a la vid, se hacen muy necesarias a la hora de dar forma a los viñedos y favorecer el desarrollo de la planta y el fruto.

Además de la poda de invierno o principal, se hacen varias podas a lo largo de todo el año, como por ejemplo la poda en verde primaveral. La poda es una de las operaciones más importantes para la obtención posterior de unas uvas sanas, maduras, que dan lugar a un vino de calidad.

Lo expuesto a continuación resume las fases del ciclo biológico a lo largo del año. La temperatura del suelo es uno de los factores que más influyen.

Reposo vegetativo

Parte del otoño y todo el invierno. Aspecto de la planta: tronco con brazos y sarmientos, solo la parte leñosa, no hay hojas ni ninguna estructura verde vegetal. La temperatura del suelo suele ser menos de 10 grados, no hay posibilidad de absorción por parte de las raíces de los nutrientes del suelo.

Desborre

Finales de invierno y principios de primavera. Aspecto de la planta: las yemas de la planta empiezan a hincharse, a formar una "borra" donde va toda la información cromosómica, diferenciada en hojas, tallos, hojas y racimos, todos ellos diminutos. En esta fase la temperatura del suelo comienza a estar por encima de 10º, empieza la función de absorción por parte de las raíces de la planta.

Brotación

Inicios de primavera. Toda esa estructura diminuta empieza a desarrollarse: primero salen las hojas que se extienden posteriormente, después se ven racimillos muy pequeños. Las temperaturas primaverales, mucho más templadas y con más horas de sol favorecen esta fase. El desarrollo será más rápido dependiendo del número de horas de insolación y del agua disponible.

Floración y Cuajado

Avanzada la primavera. Se desarrollan flores hermafroditas muy pequeñas que tras su polinización, normalmente por parte de insectos, cuajan en el fruto, que al principio son pequeñas bayas con forma y tamaño de guisante.

Envero

A mediados del verano. El grano tipo guisante empieza a aumentar de tamaño y posteriormente de color: de verde a amarillento en uvas blancas y a amoratado en las tintas. Este proceso dura unos 15 días y coincide con el inicio del agostamiento (los tallos herbáceos pasan a leñosos). Es muy importante esta fase, es el inicio de la maduración, donde se producen los cambios más importantes en las uvas.

La Maduración

Desde mediados de verano a inicios de otoño. El periodo más importante que determina la calidad de la cosecha. La uva aumenta continuamente de tamaño, va perdiendo la mucha acidez que tenía hasta ese momento y va acumulando cada vez más azúcares. La cantidad de azúcar determina la cantidad de alcohol que posteriormente tendrá el vino de esas uvas. Al final de este periodo se produce la Vendimia.

La maduración conviene que sea controlada para realizar la vendimia en el momento en que las condiciones se ajusten al vino final. Por lo tanto, en principio, es preciso definir el vino que se desea. En líneas generales se aplican barómetros parecidos a estos:

Vino Blanco: El objetivo son 11,5 ° de alcohol y color pálido.

Vino Rosado: Objetivo 11,5 ° de alcohol y color vivo.

Vino Tinto Joven: El objetivo es una graduación de 12 ° y color rojo intenso.

Vino Tinto para Reserva: Graduación de 12,5 ° y color fuerte, oscuro y xfijo.

Los objetivos de graduación se calibran en viña analizando semanalmente el azúcar acumulado.

Caída de la Hoja

Entre uno y dos meses después de la vendimia. Las condiciones atmosféricas conducen a una menor actividad en la planta, se ralentiza la absorción de nutrientes por parte de las raíces. Las hojas dejan de tener la actividad intensa que tenían en primavera y verano (se tornan de un color marrón o rojizo) y llega un momento en que caen. A partir de aquí se da la parada invernal, completando el ciclo de un año de la vid.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...