LLAMANOS 34 91 535 89 90

Las festividades del vino en Baja california. Impulso turístico.

Ensenada se distingue a nivel nacional por ser una de las entidades donde más se consume vino; sin embargo, la cultura del vino en la región estuvo latente hasta los años 90, cuando pequeños y medianos productores comenzaron a producir vinos de alta calidad.

Enoturismo | 2015-09-25 12:12:06


Estos mismos productores comenzaron a  fomentar  diversas  actividades  artísticas  y  culturales,  en  especial  durante  las fiestas de la vendimia. El complejo vinícola, gastronómico y artístico desarrollado en las instalaciones de Bodegas de Santo Tomás en el centro de Ensenada fue un detonador para la consolidación de las Fiestas de la Vendimia en la llamada Ruta del Vino.

La Ruta del Vino en la carretera Ensenada-Tecate, desde San Antonio de las Minas hasta el  Valle  de  Guadalupe,  es  donde  se  concentra  la  mayoría  de  las  casas  vitivinícolas.  Sin embargo, en años recientes los vitivinicultores del sur de Ensenada, desde Santo Tomás a San  Vicente  han empezado  a  promocionarla  llamada  Antigua  Ruta  del  Vino,  y  más recientemente  los  viticultores  de  Tecate  empezaron  a  desarrollarlo  que  ellos  llaman  la Puerta Norte de la Ruta del Vino.

Igualmente los productores en el Valle de Ojos Negros hacen festividades  en  colaboración  con  los  productores  de  quesos  de  Real  del  Castillo, distinguiéndose la Cava de Marcelo, donde se producen quesos de alta calidad.

Ensenada  se  reconoce  a  nivel  nacional  e  internacional  por  sus  fiestas  que fusionan  la cultura, el arte, la gastronomía y los buenos vinos a lo largo del año. En febrero se inician las  festividades  con  el  tradicional  Baile  de  Máscaras  y  Disfraces;  en  abril  se  celebra  el Festival de las Conchas y el Vino Nuevo; en mayo se realiza la fiesta de los Viñedos en Flor dando inicio a un sinnúmero de eventos y festividades asociadas a la vendimia tales como  visitas  enológicas,  el  Guateque  (fiesta  de  vinos  artesanales), y el  Lanzamiento  de las Botellas al Mar en el mes de julio; en agosto se llevan a cabola Muestra Internacional de  Vino,  Ensenada  se  Viste  de  Vino, la  fiesta  del  Caballo  en  Adobe  Guadalupe,  y presentaciones artísticas en el Rancho San Gabriel, en Viñedos L.A. Cetto, Barón Balché, Mogor Badán y Monte Xanic, entre otros.

Algunos restaurantes de temporada instalados entre los viñedos de las casas vitivinícolas abren sus puertas al igual que los restaurantes permanentes como “Laja”o “Corazón  de  Tierra”,  ganadores  de  varios  premios  por  su excelente  cocina.  Estas  festividades  tienen  su  punto  culminante  en  las  fiestas  de  la vendimia,  que  se  celebran  desde  hace  22  años,  a  partir  del  primer  viernes  de  agosto .Después  de  toda  esta  frenética  actividad,  viene  una  no menos  importante,  la  vendimia  de  los  primeros  varietales  de  uvas  blancas,  terminando muchas veces hasta mediados de octubre con la cosecha de los últimos varietales de uvas tintas.

Esta  cultura  enológica  y  gastronómica  ha  adquirido  una  gran  notoriedad  nacional  e internacional  por  los  diversos  reconocimientos  que  han  recibido  ambas  actividades,  lo que  ha  redundado  en  una derrama  económica  significativa en  el  turismo  regional (comercio, restaurantes y hoteles). Actualmente  existe una sinergia muy importante entre estas  actividades,  lo  que  también  beneficia  al  sector  agrícola,  ganadero  y  pesquero, creando al mismo tiempo, fuentes de trabajo bien remuneradas.

Por  lo  tanto,  apoyar  la  vocación  vitivinícola  que  siempre  ha  estado  presente  en  Baja California, significa apoyar al desarrollo de otras actividades productivas generadoras de empleos en el estado.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...