LLAMANOS 34 91 535 89 90

Las regiones vitivinícolas en Argentina

Argentina se encuentra ubicado en el extremo austral del continente americano, y en la región andina, dadas sus características de suelo y clima, se da el lugar óptimo para el cultivo de la vid. La Cordillera de los Andes custodia sus viñedos desde Salta hasta Río Negro.

Blog del Vino Argentina | 2015-01-15 16:41:53


La diversidad de los terruños influye directamente sobre las características de los vinos, no estoy hablando de calidad, puede ser de excelente calidad pero al ser de distintas zona tener cualidades absolutamente diferentes.

El mapa argentino vitivinícola se compone de cinco regiones principales. De Norte a Sur son las siguientes:

Región Noroeste:

Es una región geográficamente amplia. Se encuentra ubicada entre los 22° y 29° de latitud sur. Comprende el sur de la provincia de Jujuy, parte de las provincias de Salta, Catamarca y La Rioja y el noroeste de Tucumán. En total, esta región representa apenas algo más de un 5,5% de los viñedos argentinos.

La vid se desarrolla de forma óptima en los valles cordilleranos irrigados, cuya altitud oscila entre 1.000 y 2.000 metros sobre el nivel del mar, en zonas como Cafayate, en Salta, Andalgalá y Tinogasta, en la provincia de Catamarca y Chilecito, en La Rioja.

Región de Salta y Catamarca

La región del Noroeste se ubica alrededor de los Valles Calchaquíes, Es quizá la zona más afamada de la región. Se denomina así al conjunto de valles profundos, a mucha altitud, que conforman las cadenas montañosas al oeste de Salta, abarcando también el noroeste de Tucumán y el norte de Catamarca.

A 1.500 metros sobre el nivel del mar. Son casi 1.800 hectáreas de vid concentradas en Salta, y en Catamarca alrededor de 2.330 hectáreas cultivadas con vides. Cafayate es la zona de mayor producción.

Su suelo es arenoso con gran cantidad de ripio de excelente drenaje. El clima es de una gran amplitud térmica entre el día y la noche, escasas lluvias, abundante luminosidad y una humedad promedio del 15%. El riego proviene de la précordillera. El clima es templado, con un importante diferencial térmico y extraordinaria estabilidad atmosférica. Los veranos son largos. El período libre de heladas es amplio, desde el mes de octubre hasta abril, aunque a veces se producen algunas heladas tardías en primavera. Son frecuentes las granizadas localizadas durante las tormentas de verano.

Esta región se distingue por la calidad sobresaliente de los vinos Torrontés. También se cultivan variedades como Chenin, Riesling, Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot y Barbera.

Región de La Rioja

La viticultura riojana está concentrada en pequeños valles irrigados al oeste de la provincia, entre las Sierras de Velasco al este y la Sierra de Famatina al oeste. La región de La Rioja se caracteriza por tener clima seco, con días cálidos y noches frescas.

Gracias a esa amplitud térmica los vinos que se elaboran con las vides que allí se cultivan tienen características muy definidas. Son frutados e intensos, los tintos presentan un gran color y los taninos son realmente dulces.

La zona de La Rioja tiene dos regiones, una, la más antigua, es la de Chilecito con una superficie cubierta de vides que abarca alrededor de 5000 hectáreas entre los departamentos de Chilecito, Tinogasta y Villa Unión. La otra zona es Aminga dentro del departamento de Castro Barros a 1580 metros sobre el nivel del mar, donde se cultivan cepajes como el Torrontés, Chenin, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Viognier, entre otros. Entre los vinos tintos se cultivan muy buenos Cabernet Sauvignon, el Malbec, el Merlot, el Syrah y el Bonarda. Hay un cultivo especialmente nuevo en Aminga; el Petit Verdot.

Región Centro-Oste

Región de San Juan

Esta zona cuenta con una superficie cultivada cercana a 60.000 hectáreas a 630 metros sobre el nivel del mar. Su principal capital es la buena insolación de las uvas. Las viñas se concentran cerca de la capital de la provincia, irrigadas por el río San Juan. La mejor zona es la del Valle de Tulum, por sus suelos arenosos, con buen drenaje, gracias al pedregullo del subsuelo. En esta zona se cultivan los principales cepajes utilizados para la industria vitivinícola.

Las variedades rosadas y blancas predominan de forma notoria sobre las tintas. La variedad predominante es la cereza, uva rosada que se utiliza en diferentes industrias. Otras variedades importantes son la moscatel de Alejandría, la Pedro Giménez y el torrontés riojano entre las blancas. Las variedades tintas ocupan una superficie menor. Las principales variedades tintas son la cabernet sauvignon, la syrah y la merlot.

San Juan es la principal productora de uva de mesa del país, con excelentes perspectivas y competitividad para el mercado internacional.

Región de Mendoza

Mendoza es el centro vitivinícola más importante del país. Llamada “Tierra del buen sol y del buen vino”, es el centro vitivinícola más importante del Argentina. En las últimas décadas ha alcanzado un alto grado de desarrollo, que se evidencia en la mejora de los cepajes y en el perfeccionamiento tecnológico.

Dentro de esta subregión destacan las siguientes áreas: Norte, Centro, Este, Valle de Uco y Sur.

Norte mendocino: Esta zona integra a los departamentos de Lavalle, Norte de Maipú y Guaymallén, comprende las áreas irrigadas por el río Mendoza. Esta zona es propicia para la producción de vinos blancos, tales como el Chenín, Ugni Blanc y Torrontés.

Zona alta del río Mendoza: Abarca Luján de Cuyo, parte de Maipú y parte de Las Heras. Por las virtudes de su agro-ecología esta zona ha sido elegida por las principales bodegas para elaborar los más exquisitos vinos finos, se destaca la localidad de Vistalba, donde se produce el mejor Malbec, con un bouquet que no se obtiene en ninguna otra región. También se producen otros varietales tintos como el Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot y Bonarda.

Entre los blancos se cultivan el Chardonnay, Chenin, Moscatel y Viognier.

Zona del Este mendocino: San Martín, Junín, Rivadavia, Santa Rosa y La Paz constituyen la zona productora más grande de la provincia, con el 49 % de la superficie cultivada. Los cepajes mejor adaptados a la región son Bonarda, Tempranillo y Syrah. En esta zona también se producen uvas para el consumo en fresco.

Valle de Uco: Comprende los departamentos de Tunuyán, San Carlos y Tupungato. Los viñedos se extienden en una altitud que oscila entre los 900 y los 1200 metros sobre el nivel del mar.

Las variedades más extendidas son Malbec, Barbera, Cabernet Sauvignon y Merlot. También se cultivan variedades blancas excelentes, como el Semillón, Sauvignon Blanc y Chardonnay.

Región del Sur Argentino

Es la más austral de todas las regiones vitivinícolas argentinas y la que está ubicada a menor altitud. Comprende áreas delimitadas de la provincia de La Pampa, Neuquen y Río Negro, donde la viticultura se asienta en las márgenes de los ríos Negro y Colorado.

Los días son templados y luminosos y las noches frescas, con un gran diferencial térmico. Las heladas tempranas y tardías perjudican al cultivo de variedades que requieren una maduración larga. Sus suelos son coluviales y aluviales, de textura mediana a gruesa, aptos para el cultivo de la vid.

Alto Valle del Rio Negro.

En esta región se obtienen buenos vinos blancos. También son reconocidos por su buena calidad versiones de Pinot Noir y Merlot de maduración temprana. Geográficamente está ubicada en la provincia de Río Negro, a los 39 grados de latitud sur. Es un extenso valle que nace a los pies de la Cordillera de los Andes y se extiende en la conjunción de los ríos Neuquén y Limay. Concentra la mayor superficie vitícola de la región. Se trata de una unidad productiva que comprende los departamentos de General Roca en la provincia de Río Negro y de Confluencia en la provincia de Neuquén. De todas las regiones vitivinícolas argentinas es la más austral y la que está ubicada a una menor altitud (300 metros sobre el nivel del mar).

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...