LLAMANOS 34 91 535 89 90

Las Rutas del Vino, o Turismo del Vino.

Las Rutas del Vino son “los recorridos señalados y publicitados con paneles especiales en los cuales se insiste en los valores naturales, culturales, medioambientales, viñedos y bodegas, explotaciones agrícolas individuales o cooperativas abiertas al público. Autor: Luis Vicente Elías.

Enoturismo | 2014-05-11 10:39:07


Se considera una Ruta Turística a aquel itinerario que une varios centros turísticos o que enlaza diversos recursos. La Ruta Turística está orientada a facilitar servicios en una zona aprovechando una serie de recursos.

A lo largo del tiempo y según los atractivos existentes en cada territorio y también teniendo en cuenta las apetencias de la demanda, se han ido creando las diferentes rutas.
En otros casos la propia administración turística ha diseñado y creado estas rutas, dedicadas a promocionar pasillos o corredores que han aprovechado diversos recursos.
Se trata por lo tanto de unir atractivos y ofertarlos convenientemente adecuados, para que la demanda pueda permanecer más tiempo en una región en conjunto, que si solamente se visitaba un atractivo.
En la ruta se suma el territorio o la sucesión de estos, a los atractivos que unidos de manera temática, pero a lo largo del espacio, se ofertan de forma ordenada.
Esta claro que en este concepto se unen el territorio con los recursos, como una oferta única, por lo que tiene un soporte espacial con particular relación con el paisaje.
En esta propuesta las actividades a desarrollar relacionadas con el paisaje han de estar organizadas y programadas.
Debe haber una propuesta elaborada, bien sea por la administración turística, o por una entidad privada.
Además el concepto de ruta turística tiene una validez casi mundial, ya que encontramos rutas de este tipo en todos los destinos turísticos.

En nuestro tema concreto en algunas regiones vitivinícolas se han organizado desde hace años rutas del vino que en principio ofertaban el acercamiento al recurso estrella del programa: la visita a las bodegas.

En Europa, Italia es la nación que tiene la red más completa de rutas del vino y es este país el que intenta que exista una normativa europea que regule esta actividad. En España han sido muy diversas las iniciativas a este respecto.

Podemos hablar de las existentes en La Rioja desde hace muchos años y que se consolidan cuando la administración turística provincial realiza unos folletos con mapas para recorrer estos lugares en los que había bodegas, aunque no existía entonces una infraestructura para estas visitas, ni una organización en las propias bodegas.
Simplemente se unían sobre un mapa los lugares en los que existían bodegas en esa tierra, sin ofrecer ninguna infraestructura específica para esa actividad.
Veamos a través de la definición algunas de las características de estas Rutas del Vino. La forma más simple de definición es “la de un recorrido por un territorio vitivinícola”, pero aquí no nos aparecen las características primordiales de las rutas.
Ofrecemos la definición que cita la legislación italiana y que hace especial hincapié en la señalización, tema que todavía hoy no hemos resuelto en muchas D.O. españolas.
Las Rutas del Vino son “los recorridos señalados y publicitados con paneles especiales en los cuales se insiste en los valores naturales, culturales, medioambientales, viñe
dos y bodegas, explotaciones agrícolas individuales o cooperativas abiertas al público;
estos constituyen el instrumento con el cual los territorios vitícolas y sus producciones relacionadas pueden ser divulgados, comercializados y disfrutados en forma de oferta turística”.

Nos interesa especialmente esta descripción ya que en Italia los aspectos del turismo del vino, como los del turismo rural están dirigidos y orientados por los organismos del Ministerio de Agricultura, con lo que la orientación de todos los programas hacia el desarrollo rural es evidente.
Ofrecemos otra visión teniendo en cuenta que en la actualidad las Rutas del Vino en España, están normalizadas dentro deun programa específico financiado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y la mejor opción es conocer la definición que esta institución propone.
“El concepto de ruta del vino consiste en constituir en determinados destinos ruralescon orientación clara hacia el turismo cultural y rural un producto integrado basado en las actividades vitícolas, gastronómicas y culturales, acompañado por una amplia oferta de alojamiento con servicios relacionados con dicha actividad (enotecas, vinotecas, museos del vino, mueblerías especializadas)así como de una amplia oferta de actividades complementarias, como golf, hípica, oferta comercial, restaurantes, oferta nocturna”.

En teoría, se trata de reunir todos los posibles recursos que alrededor del vino existen en cada región y tratar de ofertar un producto a los visitantes aficionados a los temas enológicos, una propuesta interesante es la realizada en Argentina, ya que a una ruta del vino pueden asociarse otras rutas por ejemplo las de carácter gastronómico. La definición argentina de esta ruta es “la de un itinerario que permite reconocer y disfrutar de forma organizada el proceso productivo agropecuario, industrial y la degustación de la cocina regional, expresiones de la identidad cultural argentina”.

En este mismo país se ha realizado la propuesta: “Los Caminos del Vino: Una opción para valorar el territorio y su cultura”, que propone un recorrido por las zonas de viñedo y las bodegas de la región vitivinícola de Mendoza. Esta sugerencia forma parte de un interesante trabajo más amplio sobre la región, que pese a su interés es escasamente conocido.

Lamentablemente la mayor parte de las rutas del vino se centran en las visitas a las bodegas, como único y casi exclusivo recurso. Lo que intentamos con esta idea es incluir más observación del paisaje del viñedo dentro de las propuestas incluidas en la Rutas, ya que como lo venimos repitiendo hay interés por parte de la demanda en conocer el paisaje pero no está nada claro como poder hacerlo.

En España cada Denominación de Origen ha ido elaborando sus rutas del vino, pero a partir de la creación en 1994 de la Asociación de Ciudades del Vino ( ACEVIN) se ha tratado de realizar una propuesta de ámbito nacional. Pero ha sido a desde la creación de unas rutas piloto que se ha desarrollado de forma general esa propuesta.

La primeras rutas del vino existentes en España, ya con la intervención del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio han sido las de: Rías Bajas, Penedés, Mancha, Valdepeñas, Jumilla, y Utiel –Requena.
Estas Rutas ya están diseñadas y certificadas por el Ministerio y se ofertan a los visitantes.

En España contamos con un total de 19 rutas del vino totalmente certificadas:

- Ruta del Vino del Bierzo
- Ruta del Vino de Bullas (Murcia),
- Ruta del Vino de la Garnacha,
- Ruta del Vino de Jumilla (Murcia),
- Ruta del Vino del Brandy del Marco de Jerez,
- Ruta del Vino de Lleida, (Costers del Segre)
- Ruta del Vino de Montilla-Moriles,
- Ruta del Vino de Navarra,
- Ruta del Vino de Rías Baixas,
- Ruta del Vino de Rioja Alavesa,
- Ruta del Vino de Rioja Alta,
- Ruta del Vino de Somontano (Aragón),
- Ruta del Vino del Cava del Penedès (Cataluña),
- Ruta del Vino de Utiel-Requena (Comunidad Valenciana).
- Ruta del Vino de Ribera de Duero,
- Ruta del Vino de Ribera del Guadiana (Extremadura),
- Ruta del Vino de Rueda,
- Ruta del Vino de Serranía de Ronda, y
- Ruta del Vino de Yecla
 

LOCALIZA TU CATA DE VINO EN NUESTRO BUSCADOR:

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...