LLAMANOS 34 91 535 89 90

Las Rutas turísticas y las Rutas del Vino.

Las Rutas del vino son considerados clústers, es decir concentraciones de productos relacionados entre sí, en una zona geográfica relativamente definida, de modo de conformar en sí misma un polo productivo especializado con ventajas competitivas.

Enoturismo | 2014-06-22 19:08:58


Para tener el concepto de Ruta del vino, es necesario en primer término, definir el concepto de ruta turística.

De acuerdo a las tendencias actuales, los turistas buscan productos que aporten más de un satisfactor, es decir hoy en día el turista no solo se conforma con viajar para decir que estuvo en tal o cual sitio, sino que viaja para vivir experiencias únicas, por ello los destinos turísticos se han ocupado de generar actividades complementarias, incluyendo a los destinos clásicos de sol y playa, culturales o rurales, generando con ello productos que responden a la demanda de determinados segmentos de la población muy especializados.

Entre estas nuevas aportaciones están la creación de “rutas turísticas”, definidas como:” la creación de un clúster de actividades y atracciones que incentivan la cooperación entre diferentes áreas y que sirven de vehículo para estimular el desarrollo económico a través del turismo” (BRIEDEHHANN, J. y WICKENS; 2003).

Estas rutas turísticas deben de tener una serie de elementos como infraestructura, servicios básicos, eventos, una temática en específico, entre otros, que las respalden como destino turístico.

Las Rutas del vino son considerados clústers, es decir concentraciones de productos relacionados entre sí, en una zona geográfica relativamente definida, de modo de conformar en sí misma un polo productivo especializado con ventajas competitivas.

Es importante considerar que aunque genéricamente a este tipo de clúster de vino y turismo se le conoce como “ruta”, no necesariamente depende de la definición literal de
esta palabra, que implica seguir un itinerario, puesto que para disfrutar de las actividades y productos que contenidos dentro del clúster, no es necesario hacerlo de manera secuencial, inclusive, se puede disfrutar de todos los elementos, sin que implique el consumo del vino por parte del turista, precisamente lo que se busca es la vivencia de experiencias , por tanto el turística puede disfrutar de tantas actividades quiera durante su estancia en el destino enoturístico . En este caso el término “Ruta del vino” es un aspecto totalmente mercadológico, aplicado así de manera general en todos los países que cuentan con destinos relacionados al mundo del vino, que generan clústers en esta materia como estrategia de atracción turística.

Durante el primer Congreso Internacional de Turismo Enológico se definió la Ruta del vino como : “la integración de recursos y servicios turísticos de una región, relacionados con el vino, por medio de un recorrido que proporcione una experiencia de conocimiento y disfrute entre los turistas y la cultura del vino fomentando el desarrollo socio-económico integral del la región ” (GARIJO, Cayetano ;2007), es decir mediante un recorrido que conecte zonas vitivinícolas, utilizando la infraestructura turística, el vino es un elemento de promoción del turismo de la región, porque además de recorrer los viñedos, las rutas incluyen o sugieren dentro del itinerario lugares históricos y naturales de la región por donde pasa, de manera tal que el vino se muestra como elemento generador del turismo.

Para crear una ruta turística del vino es imprescindible establecer una serie de alianzas entre las diferentes empresas encargadas de prestar los servicios correspondientes ya que se debe recordar que, en la actividad turística el viajero (consumidor) sólo compra un producto (satisfacer una necesidad a través de un viaje), mientras que este producto único es vendido por varios oferentes (por ejemplo, el hotelero, el restaurador y el bodeguero. En definitiva, la ruta turística enológica es la suma del esfuerzo de muchas empresas públicas y privadas.

El Chileno Pablo Szmulewicz integra los principales productos y servicios que integran el clúster de la Ruta del vino y que generan valor para los turistas, en función de la
experiencia que quiera disfrutar cada turista.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...