LLAMANOS 34 91 535 89 90

Llega el invierno. Tiempo de reposo y poda para los viñedos.

Luego de la cosecha, comienzan procesos hormonales internos en la planta y se modifican sus estructuras. Las hojas comienzan a perder su clorofila y a tomar los colores del otoño: amarillos, marrones, ocres.

Cultura del Vino | 2014-12-26 12:26:03


Cuando las hojas caen, la planta entra en reposo vegetativo hasta la próxima primavera, deja de alimentarse, de extraer del suelo los nutrientes indispensables que transporta a través de la savia.

La poda es una operación muy antigua y fundamentalmente es la práctica mediante la cual se eliminan ciertas partes de la planta (sarmientos, brazos, etc.) intentando modificar el desarrollo natural de la cepa, equilibrar su vigor y producción para adecuarlos a las necesidades del productor y haciéndolos sostenibles en el tiempo.

Veamos el ejemplo de la poda en formación. Cuando la vid es joven y acaba de ser plantada, las primeras podas determinan la forma y el tipo de crecimiento de la planta. Éstos varían según el clima de la región y el tipo de cepa o variedad. Existen distintos tipos de podas de formación dependiendo del sistema de conducción elegido. Este tipo de poda se suele realizar durante los tres o cuatro primeros años, y siempre en invierno y en primavera.

Podas de fructificación

Cuando la vid ha adquirido su forma definitiva, las podas de fructificación sirven para mantener la forma de la vid y controlar su crecimiento. La selección y reducción de los sarmientos y de las yemas que brotan cada año permitirá que los racimos de uvas se beneficien de una mayor insolación y de una mejor ventilación. Así aumentarán su rendimiento, su calidad y su resistencia a las plagas.

Poda de invierno o poda en seco

Se realiza cada invierno, después de la caída de las hojas y antes de que vuelvan a salir los nuevos brotes, cuando la planta se encuentra en estado vegetativo o dormante y que ha bajado la circulación de la savia. Sirve para eliminar los sarmientos de la temporada anterior y recortar las maderas de dos años y más, y favorece la regeneración de la planta. No se debe podar con temperaturas demasiado bajas debido a que las heladas vuelven la madera quebradiza y ésta se puede astillar con los cortes. Además, con temperaturas bajo cero la madera tarda más en cicatrizar y corre más riesgos de sufrir enfermedades como la yesca y la eutipiosis.

Poda en verde

Complementa la poda de invierno y se realiza sólo si han crecido demasiado los brotes, para rebajar el rendimiento de la planta y obtener así una mejor calidad de las uvas. Se realiza al final de la primavera, una vez que la vid ha brotado. Se eliminan las yemas, los pámpanos (sarmientos verdes jóvenes) y las hojas sobrantes para descargar la planta, pero se eliminan también los brotes mal ubicados que serán poco fértiles (situados por ejemplo demasiado cerca del suelo o a los que no llega bien la luz solar).

El objetivo de la poda es:

• controlar el número de yemas productivas;

• controlar el reparto y ubicación de los futuros sarmientos;

• preparar los elementos necesarios para la poda siguiente;

• adaptar la carga (los racimos) al vigor de la planta;

• suprimir chupones, o disponerlos para su futura utilización.

Mecanización de la poda

A escala mundial se generaliza el uso de prepodadoras como labor previa a la poda tradicional en viñedos de grandes extensiones y con sistemas de conducción adecuados. Los costos de este tipo de prepoda disminuyen y la eficiencia de la labor es mayor.

En el caso de viñedos pequeños y cuando el sistema de conducción o su estado de conservación no lo permiten, se opta por otro tipo de poda. Para esos casos existen diferentes tipos de tijeras: asistidas neumática, hidraúlica o electrónica.

Su empleo trae aparejado un aumento en el rendimiento del operario ya que reduce la fatiga que normalmente acarrea esa labor.

La poda es una de las tareas más importantes en el viñedo. De ella depende fundamentalmente la calidad y cantidad de uva cosechada y su sostenibilidad en el tiempo. En otras palabras, la poda es una oportunidad para lograr que el cultivo sea rentable y cumpla con los estándares cualitativos prefijados.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...