LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los aromas florales en el vino

Los aromas florales son menos frecuentes y se detectan mejor en vinos jóvenes. El autor Mauricio Wiesenthal hace una exquisita descripción en Paleta Aromática del Vino.

Cata de Vino | 2014-07-15 16:20:34


La poesía tiene curiosos misterios que la ciencia no explica. Y así, por ejemplo, los perfumes de flores blancas y amarillas son frecuentes en los vinos blancos. Y los olores de flores rojas se detectan más a menudo en los vinos tintos. Muchos de estos delicados aromas desaparecen en los vinos blancos, al cabo de uno o dos años.

Son más fragantes los blancos que proceden de variedades nobles aromáticas, como el riesling (acacia), el gewürztraminer (rosa), el chardonnay (madreselva), etc. Los moscateles más finos evocan el olor de la flor de saúco o de la rosa. La valeriana o la flor de cassis se encuentran en algunos vinos de sauvignon blanc. Y la manzanilla aparece en algunos finos jerezanos.

Los aromas de flor de viña, de verbena, de espino blanco o de retama pueden encontrarse también en los vinos blancos jóvenes, en los cavas y en el champagne.

Y el perfume de flores secas aparece, a menudo, en algunos vinos generosos.

La rosa puede encontrarse también en algunos tintos ya maduros, alcanzando incluso los matices de “rosa marchita” que caracterizan a ciertos vinos de larga crianza. Y la violeta es un aroma característico de los tintos nobles de pinot noir.

En el cabernet sauvignon es más difícil identificarla, porque se mezcla con el perfume de cassis y se confunde entonces con la frambuesa.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...