LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los bodegueros europeos y españoles reclaman un ambicioso ATCI que mejore el comercio de vinos con EE.UU

Los ATCI son los Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones con Estados Unidos, por el cual el sector vitivinícola aspira a tener una negociación ventajosa con unos de los mayores importadores de vino a escala mundial, EE.UU.

Exportación de Vino | 2014-07-22 12:31:49


Fotografía: www.spanish-wines.org

Con motivo de la sexta ronda de negociaciones del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones (ATCI) entre la Unión Europea y Estados Unidos, que se ha celebrando en Bruselas entre el 14 y el 18 de este mes, el Comité de Empresas Europeas del Vino (CEEV) ha instado a los negociadores a lograr un ambicioso capítulo de vinos en el marco del acuerdo.

Durante las reuniones del Stakeholder Forum, organizadas por la Comisión Europea en paralelo a la ronda de negociaciones y en las que ha participado el propio CEEV, las partes interesadas de ambos lados del Atlántico han podido presentar a los negociadores los principales desafíos y oportunidades para sus respectivos sectores.

En estos encuentros, el CEEV ha subrayado la importancia de incluir un ambicioso capítulo de vinos en el tratado que mejore y amplíe las condiciones para el comercio y la cooperación a través de una verdadera alianza basada en el interés de los consumidores, la competencia leal y la eliminación de trabas en el comercio bilateral e internacional del vino.

“El ATCI proporciona un marco único para establecer mecanismos eficaces que anticipen y eliminen potenciales obstáculos al comercio, así como para evitar barreras comerciales innecesarias, desproporcionadas o injustificadas, y promover una mayor convergencia de las normas conforme a la reglamentación internacional", ha señalado José Ramón Fernández, secretario general del CEEV.

Es por ello que, a su juicio, el sector del vino se beneficiará enormemente de que se incluya un capítulo ambicioso dedicado al vino en el acuerdo, ya que proporcionará al sector y también a los consumidores las ventajas de una alianza estratégica en materia de comercio e inversión. Un capítulo de vinos que para la patronal europea debería incidir en la eliminación de aranceles, la simplificación de certificaciones y procedimientos administrativos, la mejora de la convergencia reguladora, la protección de indicaciones geográficas de ambos países y otras cuestiones que quedaron pendientes de resolver en el Acuerdo Vinos de 2006.

Por su parte, el secretario general de la Federación Española del Vino (FEV), Pau Roca, ha destacado que Estados Unidos es el primer destino en valor del vino español fuera de la Unión Europea y, por tanto, un mercado prioritario para nuestro sector. En este contexto, el acuerdo “supone una oportunidad única para incrementar los lazos entre EE.UU. y la UE que, no sólo facilitará el comercio bilateral de vino, sino también el internacional, además de contribuir a la justa competencia y a la defensa de los intereses de los consumidores”.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...