LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los enólogos.

Carta abierta a un enólogo. Esta semana en Historias del vino hablaremos de las personas por las que siento una admiración y un respeto profundo: Los Enólogos. Autor: Daniel Hernández

Historias del Vino | 2016-03-18 21:18:54


Como dice un amigo mío que siempre consigue relativizarlo todo, los enólogos son aquellos pequeños seres bondadosos que habitan en el fondo de las barricas...

Volviendo en matéria, considero que son los grandes artífices y que en nuestro país no tiene el reconocimiento que se merecen. Este post es una oda a su trabajo.

Algunos (o muchos) de vosotros sois grandes consumidores de vino, pero ¿tenéis el mismo conocimiento de estrellas de fútbol que de enólogos? Me extrañaría, en cambio disfrutáis tanto o más de sus vinos que de los partidos de muchos futbolistas.

Según diversas fuentes, citan la enología como la ciencia, técnica y arte de elaborar vino. Habéis leído bien, arte de elaborar vino, entonces démosle el lugar que les corresponde..

Antigua ciencia que empieza sus pasos con las primeras elaboraciones encontradas en las tierras del Cáucaso hace unos 7.000 años.

Suya es la responsabilidad de elaborar aquellos caldos que nos sorprenderán, o en algunos casos nos decepcionarán. El rol que desempeñan dictará sentencia en el destino de la bodega. Trabajo vocacional y sacrificado, lejos del glamour de las grandes firmas del sector ellos tocan con los pies en el suelo, en el terroir concretamente. Difícil tarea la de combinar las tendencias y modas del mercado y sus inversores con el ritmo vital de la viña.

Estos alquimistas deben conjugar sus vastos conocimientos técnicos con el azar de la madre tierra, yo como Sumiller les envidio, entran en comunión con el paraje de tal manera que pocos son capaces de imaginar.

Suelen ser gente discreta, que prefieren llevar una vida tranquila lejos del mundanal ruido de las transacciones comerciales que sus elaboraciones producen, de las exportaciones y los margenes comerciales, aunque como en todo, a veces no les queda más remedio que desarrollar esas tareas por el mero hecho que mejor que ellos nadie conoce sus productos.

En alguna ocasión he visto como te miran de una manera extraña cuando tú, extraño personaje que osa juzgar sus obras, te adentras en una retórica para intentar exponer lo que ellos llevan meses gestando día y noche; y eres incapaz de dar una a derechas, o por el contrario observas el brillo en sus ojos cuando entiendes y transmites al gran público justo lo que ellos han querido explicar desde el viñedo. En definitiva es gente con una paciencia infinita y un gran amor por su trabajo.

Salud a todos, en especial a ellos!

¿y tú de que lado estás? ¡salud y hasta el próximo post!

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...