LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los taninos y su importancia en la cata del vino.

Los taninos son una sustancia química natural (vegetal) que se encuentra en el vino y que procede de las partes más sólidas del racimo (piel, hollejo, pepitas) y/o de la madera de las barricas, siendo más abundantes en los vinos tintos que en los blancos.

Cata de Vino | 2015-02-25 17:12:58


Desde un punto de vista químico son metabolitos secundarios de las plantas, fenólicos, no nitrogenados, solubles en agua y no en alcohol ni solventes orgánicos. El vino tiene taninos, sobre todo el vino tinto. La maduración y suavización de los taninos es uno de los procesos más importantes en la evolución de un vino, ya que de ella depende en gran parte la calidad final de un vino.

Podemos identificar los taninos en la cata de vino, sobre todo en la fase gustativa, cuando notamos esa sensación áspera, de sequedad en boca y dientes, de coagulación y de falta de segregación salivar, los responsables de estos síntomas son los taninos.

Dependiendo de la cantidad de estos polímeros presentes en cada vino se necesitará un mayor o menos período de envejecimiento para que la presencia de estos pase de ser desagradable a potenciar el propio sabor del vino.

Un buen control de la evolución de los taninos en el vino es a menudo la clave de que el resultado sea un vino equilibrado, maduro y redondo. En nariz, también se distingue entre taninos de madera o de uva. Los de madera recuerdan a vainilla puros, especias o, si no son de calidad, a serrín o polvo de madera añeja. Los de uva desvelan notas de frutos rojos. Si su calidad es menor, aparecen aromas vegetales, de leña verde, terrosos, de flores marchitas, canela rancia u óxido.

Distinguir los diferentes tipos de expresión del tanino en la boca ayuda a saber si el vino puede guardarse durante más tiempo en la bodega.

Además la combinación de estos con unos pigmentos llamados antocianos son los que consiguen estabilizar la coloración de vinos tintos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...