LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los vinos de Binissalem y la importancia de la tradición en la Isla.

La importancia vitivinícola de los pueblos que conforman la Denominación de Origen Binissalem es palpable, antigua y arraigada.

Cultura del Vino | 2016-08-24 12:25:39


A finales del siglo XIX vivió una eufórica expansión, truncada por la filoxera. Ahora gozamos de una merecida dignificación y una considerable expansión, que nos  sitúa en un destacado lugar de la producción agraria mallorquina.

En Mallorca, en el Mediterráneo, no se concibe la fiesta sin vino; el vino está presente  en la religión, las celebraciones y la alimentación.  El vino ha esculpido el paisaje, la arquitectura esta cultura.

El paseo que le proponemos recorre la comarca de la Denominación de Origen Binissalem, donde la cultura vinatera se introdujo a través de la civilización romana y dejó su huella en cada uno de los pueblos de la isla, así como en muchos de los caminos y cañadas trazados en aquella época.

Binissalem es un pueblo de grandes casas señoriales en piedra y un vino de mucha cali- dad. En la Edad Media el vino de Binissalem tenía una extraordinaria categoría. Julio Verne, en la novela Clovis dardentor, citó el vino de Binissalem.

A finales de septiembre los habitantes de Binissalem se visten con el antiguo traje tradicional, eli- gen a los vendimiadores y vendimiadoras, y el pueblo y sus residentes se transforman para vivir la fiesta. Se realizan actividades culturales y deportivas que cuentan con gran participación del municipio y

los visitantes: desfiles de carrozas, fiesta de los pisadores, concurso de pisar uva, exposiciones, cata de vinos, comidas y cenas al aire libre, música y teatro, muestra de cocina, correfuego, misas, baile de gigantes y muchas otras actividades que llenan el pueblo de fiesta para celebrar la recogida de la uva con el deseo del buen vino. Los vendimiadores y vendimiadoras ofrendan el mosto nuevo a Santa María de Robines.

La vendimia convierte a Binissalem en la capital vinícola de Mallorca. La Festa des Vermar es una de las fiestas temáticas de oficios más importantes de Europa. Binissalem es un pueblo con una gran actividad cultura.

Típico de la Fiesta de la Vendimia es comer fideos de vendimia. Tal y como explica Joan Martí, se consumían durante la época de vendimia; su finalidad era que llenasen el estómago puesto que era una comida ligera para continuar realizando el trabajo sin sentir pesadez. Como puede observarse, todo estaba estudiado para el rendimiento máximo del trabajador, con el mínimo coste. Consisten en un caldo de carne de cordero con otros ingredientes.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...