LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los vinos de la comarca de la Sierra de la Culebra ya tienen logo propio.

Las cuatro bodegas promotoras de Vinos de la Sierra de la Culebra comenzarán a usar el logo en sus contraetiquetas para identificarse como una zona vitivinícola con personalidad propia

Cultura del Vino | 2017-10-18 15:55:06


Las cuatro bodegas agrupadas en torno a Vinos de la Sierra de la Culebra - bodegas Aliste (Figueruela de Abajo), Ramayal (Ferreruela), Castro Mendi (San Blas) y Cepas de la Culebra (Riofrío de Aliste)- cuentan, con el primer logotipo para sus vinos tras la convocatoria y resolución del concurso convocado el pasado verano y concluido, en los pasados días, en el que participaron una treintena de creadores procedentes de toda España y de varios países de Sudamérica.

El ganador del concurso de la imagen que a partir de ahora llevarán las cuatro bodegas integradas en Vinos Sierra de la Culebra es Óscar Méndez, perteneciente al equipo de diseño de la empresa Estudio Piorno, de Zamora. Óscar Méndez ha realizado un trabajo seleccionado por su estética,  sencillez, personalidad, así como por su multifuncionalidad ya que permite usar, por separado, texto  y logotipo otorgando diversos cometidos a la propuesta vencedora.

El símbolo de la propuesta triunfadora recuerda a un racimo de uvas, entrelazadas con suaves formas que imita el movimiento sinuoso de una culebra que habita en esta zona del noroeste de la provincia de Zamora. Además de la belleza que encierra en conjunto el logotipo, la obra ganadora remata la presentación del diseño con gotas de líquido de uva que identifican de manera alegórica tanto el producto del vino como la zona de la Sierra de la Culebra donde se producen estos vinos.

A partir de ahora, las cuatro bodegas promotoras de Vinos de la Sierra de la Culebra comenzarán a usar el logo en sus contraetiquetas para  identificarse como una zona vitivinícola con personalidad propia. Los caldos enclavados en esta zona del noroeste zamorano, comprendidos entre la comarca de Aliste y Tábara, cuentan con unas características geológicas singulares como suelos pobres, pizarrosos y ácidos, cultivados en torno a los 800 metros de altitud, así como unas condiciones climatológicas muy diferenciadas de otros territorios del país.

Las peculiaridades artesanales y de calidad del cultivo, producción y elaboración de estos vinos hacen que los caldos sean ligeros, frescos y agradables al paladar. Pese a que se trata de unos caldos poco conocidos por el gran público, debido a su reciente implantación en el mercado, los promotores señalan que la demanda crece a buen ritmo, de acuerdo a las previsiones iniciales.

Hay que recordar que la zona vitivinícola donde están implantadas estas bodegas fue declarada recientemente Reserva de la Biosfera ‘Meseta Ibérica’  por parte de UNESCO. En el campo de la promoción, los propietarios de Vinos de la Sierra de la Culebra realizarán, en los próximos meses, una serie de eventos para presentar sus caldos a profesionales de Zamora, Valladolid, Madrid y Alicante, además de otro tipo de encuentros abiertos al público en general. El primero de estos últimos será una cata guiada el próximo 2 de diciembre en la restaurante Casa de Eugenia de Rabanales de Aliste (Zamora).

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...