LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los vinos de la D.O Méntrida. Vinos de carácter y buen hacer.

La Denominación de Origen tal y como la conocemos actualmente nace en 1976. Desde entonces la Denominación de Origen ha pasado por varias etapas y hoy en día se enfrenta a nuevos mercados y nuevos retos.

Denominaciones | 2016-03-07 11:45:19


En 1976, se forma la Denominación de Origen de vinos de Métrida y la comarca comienza un camino en conjunto para potenciar sus vinos. Los viñedos de la Denominación de origen Méntrida se encuentran situados al Norte de la provincia de Toledo, limitando con las provincias de Ávila y de Madrid, y se extienden al pie de la impresionante Sierra de Gredos en su parte oriental.

Si bien es cierto, que siglos antes de que la Denominación de Origen diese nombre a la zona vitivinícola, los vinos de Toledo gozaban de un prestigio muy elevado. Fueron muchos de los vinos de Toledo los que ya acompañaban las comidas en la corte de los Austrias. Los historiadores e investigadores encuentran referencias al los buenos vinos de esta parte de la provincia de Toledo desde el Siglo XII. La comarca que hoy ampara los vinos de la Denominación de Origen Méntrida fue concebida durante el medievo a determinados señorios jurisdiccionales que se encargaron de los gobiernos y de llevar a cabo una rápida repoblación.

Los vinos de la Denominación de Origen "Méntrida" están marcados por la dureza del clima que limita el rendimiento de la uva, aportando a cambio un amplio potencial alcohólico, cromático y aromático.

El clima de Méntrida es continental extremado con inviernos largos y fríos, algo atemperados por encontrarse protegida de los vientos fríos del norte y del oeste por la barrera montañosa de Gredos. Los veranos son calurosos y las precipitaciones muy escasas pues apenas rebasan los 300 mm. Estas condiciones climatológicas son idóneas para el cultivo de la vid y favorecen la aplicación de las técnicas más naturales ecológicas y biodinámicas en la elaboración de los vinos.

Si tenemos que destacar una variedad de la que merece la pena catar sus vinos en esta comarca es la uva garnacha. Los bodegueros están haciendo una importante labor para rescatar esta uva, muy extendida en la zona, y conocida desde tiempos históricos en el pie de monte de la Sierra de Gredos, donde los suelos graníticos la ofrecen un ecosistema ideal para obtener mayores potenciales de esta uva. La garnacha apunta a convertir la zona de toledo en una región vitivinícola que mira al futuro, más alla de la habitual producción a granel y cuya calidad del vino la puede situar al nivel de otras regiones. 

Actualmente, y en la línea de potenciar los vinos de calidad, se han introducido Tempranillo, Merlot, Syrah y Cabernet Sauvignon, entre otras, que complementan la garnacha con muy buenos matices.,  que aunque es predominante, tiene muy baja producción.

A este nuevo proyecto de la D.O de Méntrida de dar un paso adelante en la calidad, se le unen las actividades de promoción. Los vinos amparados por la Denominación de Origen Protegida Méntrida se presentaron el 7 de marzo en el Hotel Miguel Ángel con el objetivo de mostrar los vinos que se están elaborando en esta zona.

Pueden ver el vídeo a continuación.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...