LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los vinos de la Tierra de León, el deleite del viajero.

La tierra de León, en la encrucijada de las grandes rutas de paso y peregrinación, ha desarrollado una producción vitivinícola que lleva siglos de tradicción.

Denominaciones | 2014-12-12 10:28:19


Fotografía D.O Tierra de León

Desde la época romana, la zona sur de León se convirtió en zona de tránsito de todos los viajeros que frecuentaban las dos grandes rutas que atraviesan la zona de producción de Tierra de León: La Ruta de la Plata y El Camino de Santiago. Esta zona se convirtió posteriormente en el abastecedor de vino de prácticamente toda la zona norte de la Península Ibérica.

En el siglo X las dos fuentes económicas sobre las que se apoyaban los territorios de la zona de producción eran los molinos para la transformación cerealista y los viñedos. Fueron muchos los monasterios que hicieron posible el resurgir de la viticultura de la zona mediante la adquisición de terrenos dedicados al cultivo de viñas.

La crisis europea de la filoxera afectó gravemente al viñedo leones, pero el esfuerzo de los viticultores sumado a una arraigada tradición y cultura del vino han recuperado los viñedos y hoy en día los viajeros vuelven a disfrutar de estos caldos como ya hicieron sus ancestros.

En la Tierra de León, el influjo del Atlántico y del Norte debería suavizar sus temperaturas y hacer abundantes  las precipitaciones, pero la elevada altitud  de la meseta donde se encuentra y el borde del relieve montañoso de la cordillera cantábrica, modifican las características climáticas, dando lugar a una fuerte continentalidad. Además este territorio cuenta con precipitaciones medias anuales en torno a los 500 mm., repartidas durante los periodos estival y otoñal. Lo que hace que el cultivo de la vid en la zona no precise de riego salvo en algunos años aislados. La alta luminosidad en la zona, con una media de 2.700 horas de sol anuales, lo que favorece una maduración uniforme de la baya.

En León además del vino, el visitante podrá disfrutar de un rico patrimonio cultural y artístico. Una de las cosas que más llama la atención es por ejemplo en esta zona son las bodegas-cuevas rupestres, espacios excavados en pequeñas lomas o promontorios de tierra arcillosa aprovechando el desnivel y formando galerías. También es importante atender a las particularidades de esta tierra que por ejemplo la diferencia de las otras zonas vitivinícolas del mundo, como es sin duda, su variedad autóctona “PRIETO PICUDO”.

Los tipos de los vinos amparados por la Denominación de Origen «Tierra de León» serán los siguientes:

Blanco, elaborado a partir de un mínimo del 50 por 100 de uvas de las variedades blancas Principales. El 50 por 100 restante corresponderá a las variedades blancas autorizadas.

Rosado, elaborado a partir de un mínimo del 60 por 100 de uvas de las variedades Principales «Prieto Picudo y/o Mencía». El 40 por 100 restantes corresponderá a las variedades tintas autorizadas y/o blancas principales y autorizadas.

Tinto, elaborado a partir de un mínimo del 60 por 100 de uvas de la variedad «Prieto Picudo y/o Mencía». El 40 por 100 restante se podrá repartir entre la uvas tintas autorizadas.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...