LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los vinos de los Valles Calchaquíes. Los vinos argentinos de los sentidos.

Los vinos se parecen a su gente y a lo que los rodea. La cultura, la historia, las tradiciones al estar arraigadas a los lugareños y al paisaje de los Valles Calchaquíes y ofrecen vinos con buena expresión aromática, buenos colores y sabores propios de la región.

Blog del Vino Argentina | 2015-09-22 12:20:40


Cafayate es un lugar mágico, de folclores, de música salteña, de colores. En el noroeste, la cultura está muy arraigada y tiene una fuerza distinta a otros lugares. Hablar de los vinos del noroeste de Argentina, de los Valles Calchaquíes es hablar principalmente de la altura, a 1 700 metros da amplitud térmica, días soleados y noches frescas.

Esto hace que los vinos de estos valles tengan una gran expresión aromática, buen color y sabor, algo que no solo se aprecia en las uvas, si no en la mayoría de cultivos, fruta y hortaliza de la zona.

La región vitivinícola de los Valles Calchaquíes está rodeada de cordones montañosos de inusual belleza y colores, brisas de montañas, cielos límpidos e históricos poblados.

En la actualidad, los viñedos se extienden por más de 1.800 hectáreas entre Cafayate, San Carlos, Angastaco y Molinos, todos en los Valles Calchaquíes. Además de la cepa Torrontés, las cepas tintas ocupan más del 55% de la superficie total cultivada. Se destacan entre ellas el Cabernet Sauvignon, Malbec, Tannat, Bonarda, Syrah, Barbera y Tempranillo. Cabe recordar que de la superficie cultivada, el 95% corresponde a uvas destinadas para vinos finos.

El maridaje con la gastronomía del valle es fundamental en todas las visitas enoturisticas.  Por ejemplo catamarquellas, típicas de estos valles, son como empanadas fritas o al horno realizadas a base de grasa de pella, cebollas blancas o de verdeo y carne picada a cuchillo. Normalmente se suelen servir con papas, pasas, aceitunas y ajo.

La gente de los valles es tranquila y cálida, el tiempo lo viven desde una filosofía especial. Es gente comprometida con la historia, con la tierra y la tradición.

Los Calles Calchaquies tienen un terroir muy marcado, muy fuerte, con un microclima especial, los suelos y el agua son de calidad, pero sin duda la altura y la radiación solar son la nota distintiva. La amplitud térmica permite que muchos cepajes se adapten muy bien.

Muchas de las bodegas hacen una cosecha muy familiar, con un proceso de cultivo y producción muy manual, en la que en ocasiones no solo trabaja la gente de la bodega, si no que se invita a la gente de los pueblos cercanos y turistas a participar de ello.

Los vinos salteños tienen mucha fuerza, se parecen mucho a todo lo que los rodea,a su gente y a su paisaje, son un fiel reflejo de ello. La calidad de los vinos de los Valles Calchaquíes hace que muchos nuevos inversores estén poniendo los ojos aquí.

En los últimos años la industria ha experimentado un gran crecimiento y desarrollo favoreciendo la elaboración de extraordinarios vinos de calidad, reconocidos en los mercados y concursos internacionales. No solo se ha extendido la cantidad de hectáreas de cultivo sino que los bodegueros han introducido nuevos cepas y reemplazado con nueva tecnología los toneles de algarrobo y las prensas manuales, manteniendo, sin embargo, el espíritu y la pasión con la que se elaboran los vinos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...