LLAMANOS 34 91 535 89 90

Los vinos de Villena, terroir único.

El municipio alicantino de Villena posee cualidades especiales para la actividad vitivinícola, ya que cuenta con un clima y un suelo perfectos para la elaboración del vino.

Enoturismo | 2015-05-11 13:29:16


Temperatura de contrastes y terrenos calcáreos y albarizos le confiren unas características únicas. Entre los diferentes tipos de uva que se pueden encontrar destaca el fondillón, específio de la D.O.P. de Alicante. Sus ocho bodegas forman parte de prestigiosas guías, como Peñín o Parker, lo que evidencia la calidad de su producto.

A mitad de camino entre la meseta y el Mediterráneo se encuentra Villena, una tierra en la que los climas tan diferentes y los suelos con composiciones particulares, suponen una combinación perfecta para la elaboración de los vinos. Este contexto otorga a la uva un carácter fuerte y resistente. La variedad monastrell se ha confiurado como la más idónea para estas condiciones. Junto a ella, no obstante, crecen otras, gracias a la presencia de aguas profundas en el término que les aportan más benevolencia, como garnacha, merlot, syrah, petit verdot y blancas como merseguera o chardonnay.

Una de las características que aportan calidad a la uva villenera es su clima de contrastes, con inviernos fríos y veranos calurosos. Sin embargo, es en el último punto occidental de la provincia en el que se sienten brisas del Mediterráneo, antes de toparse con la Sierra de la Oliva y los pasajes de la meseta albaceteña, para suavizar las condiciones climáticas y otorgar a la uva sus cualidades óptimas. Las corrientes de aire mantienen una cierta humedad que confire a la uva, en esas condiciones, una frescura especial. La altitud ronda desde los 400 metros del centro a los casi 1.000 metros en algunos puntos.Además, el suelo de Villena combina compuestos muy calcáreos.

Las sierras de la Atalaya o la de Salinas y la de Cabezos repartidos por su término municipal, reflejan esta característica. Junto con algunas zonas muy albarizas, en donde la viña crece sobre fias arenas, hacen de estos terrenos un valor muy positivo para el viñedo.

De toda esta combinación de climas y suelos surge un rico catálogo de vinos villeneros, entre los que sin duda, el fondillón, específio de la Denominación de Origen Alicante, es su mejor representante. Una de las referencias más populares de este tipo es el ‘Tesoro de Villena’, al que se ha sumado recientemente en moderno y lujoso ‘Quo Vadis’.

Villena ostenta una posición distinguida en prestigiosas guías, como Parker o Peñín, gracias a su importante conjunto bodeguero. Este grupo de ocho reconocidas bodegas lo forman: la Cooperativa de Villena, Terra Natura, Vinessens, Bernabé Navarro, Sierra Salinas, Finca Lagunilla, Francisco Gómez y Mendoza. Éstas han heredado la tradición vinícola villenera, desde la producción en cavas al abrigo del caso antiguo de la ciudad, hasta las modernas instalaciones equipadas con tecnologías del frío y la crianza que se utilizan en la actualidad. El objetivo común es seguir alcanzando la máxima calidad en sus vinos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...