LLAMANOS 34 91 535 89 90

Lugares con encanto para hacer enoturismo: La Isla de Mallorca.

El origen de las primeras cepas plantadas en Mallorca se estima hacia el siglo I y II después de Cristo, con la llegada de los romanos y se mantuvo de forma continuada hasta que en el año 903 los árabes liderados por Isam al Jaulani conquistan la isla de Mallorca.

Denominaciones | 2016-03-29 10:26:37


Jaume I el Conquistador con la expulsión de los árabes en Septiembre de 1229 contribuye a la recuperación y reintroducción de la viticultura en la isla, que eclosionaría entre los siglos XIV y XVIII convirtiendo la viticultura mallorquina en uno de los motores de la actividad económica de la isla y de las exportaciones.

A causa de la llegada de la enfermedad de la filoxera en Francia, que arruinará la producción en ese país hacia mediados del Siglo XIX, se vive en Mallorca entre los años 1865 y 1890 una auténtica época de esplendor vitivinícola motivada por las grandes plantaciones con vocación de abastecer la huérfana demanda de vino europea. Es en esa época cuando se consolida y se arraiga a la isla de Mallorca de una forma más patente la cultura y tradición vitivinícola.

Mallorca es un medio ideal para la viticultura y por supuesto para el enoturismo. Las cadenas montañosas de la Serra de Alfàbia y la Serra de Tramuntana, cuyo pico más alto supera los 1.400 metros, protegen las viñas situadas en el interior de la isla contra los gélidos vientos del norte, de modo que allí rige generalmente un clima suave, mediterráneo, con  veranos cálidos y secos e inviernos cortos. Se ve que no faltan los vientos moderados, porque Mallorca está literalmente plagada de molinos de viento. La temperatura media anual se sitúa en torno a los 17 °C, y el sol luce allí más de 2800  horas. Las precipitaciones alcanzan entre los 400 y 450 mm anuales.

Mallorca cuenta con dos denominaciones de origen propias: Binissalem y Pla i Llevant. A pesar de su cercanía geográfica, las diferencias son grandes. Si en  Binissalem destacan los vinos elaborados a partir de variedades autóctonas –con todas las limitaciones que eso conlleva,  ya que auténtico no necesariamente significa mejor, ni más complejo, ni más rico– en Pla i Llevant se da mucho menos  importancia a ese aspecto y se abren más posibilidades.

La D.O. Binissalem abarca una serie de municipios en el centro de la isla Mallorca, de los cuales el propio Binisalem es el más importante. Aquí encontramos, a unas alturas de entre 75 y 200 metros sobre el nivel del mar, unas tierras  marrones y calizas, tanto en las llanuras como en las suaves laderas montañosas.

En términos paisajísticos, el entorno es poco espectacular, ya que faltan en los viñedos las características paredes de  piedra como las que sujetan los bancales de los olivares. El más importante de los vinos procedentes de Binissalem es el  tinto, que constituye un 75%, aproximadamente, de la producción total. La uva ‘propia’ es la manto negro, que  representa las dos terceras partes de las variedades tintas.

Pla i Llevant (literalmente: ‘llano y levante) se sitúa en las partes central y oriental de Mallorca. Antes de obtener su propia D.O. solía darse a conocer como Felanitx, uno de los mayores municipios de la comarca. La tierra es arcillosa y calcárea, a veces roja, otras blanca sobre un substrato calizo. Características destacables del terreno son su gran capacidad de drenaje y el consiguiente buen enraizamiento.

Las variedades tintas permitidas son las españolas manto negro, callet, fogoneu, ull de llebre y monastrell, y las exóticas cabernet sauvignon, merlot, syrah e incluso pinot noir. Entre las blancas encontramos aquí, nuevamente, moll, parellada, macabeo, moscatel y chardonnay, pero también con una sorpresa algo inesperada como la riesling. La presencia de esta última no tiene nada que ver con el gran número de alemanes que acuden todos los años a la isla, sino que se debe al hecho de que puede aportar los necesarios ácidos en los ensamblajes. Lo cierto es que no deja de ser extraño encontrarnos con una riesling en pleno Mediterráneo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...