LLAMANOS 34 91 535 89 90

Málaga, la provincia de los vinos dulces ancestrales.

La zona de producción de las DD.OO. Málaga y Sierras de Málaga se distribuye en cuatro zonas catalogadas; Axarquía, Montes de Málaga, Zona Norte y Costa Occidental.En esta provincia el cultivo de vinos dulces se da desde la antiguedad.

Cultura del Vino | 2017-02-17 10:06:25


El cultivo de la vid y la elaboración de vinos están vinculados a la historia socioeconómica de la provincia de Málaga desde la colonización de sus costas por los fenicios en el siglo IX a.C. La viña y el vino han sido vertebradores culturales y económicos de los diferentes pueblos que se han establecido en el territorio de lo que hoy es la provincia de Málaga.

El saber hacer de los vitivinicultores de la DO «Málaga» es heredero de una tradición muy antigua que ha evolucionado hasta nuestros días, pero manteniendo sus señas de identidad en los distintos tipos de vinos protegidos.

A pesar de que sus viñedos se extienden sobre un total de sesenta y dos municipios la superficie total ronda las 1.030 hectáreas. El clima es mediterráneo en la costa y continental en el interior, con fuertes heladas.

Hay muchos tipos de suelo en función de la zona, entre los que se encuentran los cuarzos y micas, las arcillas, los suelos de pizarra en descomposición y las albarizas.

La variedad predominante en la zona es la Pedro Ximénez, aunque también se emplean la Doradilla, Moscatel de Alejandría, Moscatel Morisco y Romé (blanca) para elaborar vino con D.O. Málaga.

En cuanto a la D.O. Sierras de Málaga contempla como variedades recomendadas las Chardonnay, Macabeo y Sauvignon Blanc además de las anteriores. Esta D.O. también ampara vinos tintos, obtenidos a partir de las variedades tintas preferentes Romé (tinta), Cabernet Sauvignon, Merlot, Shyrah y Tempranillo.

En la D.O. Málaga se producen tres tipos de vino: Vinos de licor, vinos dulces naturales y vinos naturalmente dulces. Estos productos reciben el apelativo Málaga, Málaga Noble, Málaga Añejo y Málaga Transañejo en función del periodo de envejecimiento al que han sido sometidos. También pueden recibir otros nombres en función de las características específicas del vino.

Por su parte, la D.O. Sierras de Málaga ampara vinos blancos, rosados y tintos que se apellidan con los calificativos Crianza, Reserva y Gran Reserva en función de la duración de su crianza en barrica y en botella.

Una práctica muy utilizada para vinos de esta denominación y que los enoturístas podrán ver in situ si viajan a la comarca es el asoleo. Es una práctica ancestral de sobremaduración de las uvas por exposición directa al sol de los racimos tendidos al aire libre que, dadas las condiciones naturales de la zona delimitada, propicia una deshidratación parcial, manteniendo en todo caso la integridad de las bayas, que en estas condiciones naturales se sobremaduran sin sufrir podredumbres. Se realizan dos tipos básicos, en función de la intensidad de sobremaduración requerida y características finales perseguidas: asoleo largo o intenso, practicado hasta obtener una riqueza de azúcares superior como requieren los vinos “tiernos”, o asoleo corto o ligero, para el resto de vinos dulces.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...