LLAMANOS 34 91 535 89 90

Maridaje y vino. Intuición y buen gusto.

El maridaje es un arte que hace que disfrutemos más tanto del vino como de los platos. Pero sin embargo hay reglas en la que nos podemos apoyar para que no nos sea difícil dar con la combinación adecuada.

Maridaje del Vino | 2016-08-23 17:13:19


No hay que ser un profesional para saber elegir un vino correcto que maride con la comida que vamos a servir en casa a los invitados… pero sin duda no es una tarea sencilla puesto que hay que tener en cuenta la comida concreta, el gusto de los comensales, el tipo de encuentro o celebración que se realiza. Hay unas reglas generales que podemos seguir.

Una de las más populares sigue la premisa del vino blanco para el pescado y el tinto para la carne. Suele funcionar, pero sin embargo hay muchos factores que no se tienen en cuenta, como por ejemplo qué tipo de carne es (por ejemplo para caza, o para aves se elige un vino diferente),  o qué tipo de pescado, más o menos graso y qué salsa le acompaña.

Una de las reglas que suelen funcionar es la cercanía local, el maridaje geográfico por así decirlo. Nadie puede negar la influencia de la asociación geográfica, langostinos de Sanlúcar y Manzanilla por ejemplo o lechazo con un ribera del Duero.

Existen también algunas sorpresas agradables que nos tenemos que animar a hacer. Por ejemplo el Cava y espumosos es un vino que se suele dejar para el brindis final. Sin embargo Un Cava brut, a la temperatura adecuada, es ideal para acompañar cualquier aperitivo, bien sea unos canapés, unas ostras, un jamón, quesos o frutos secos.

Tampoco hay que privarse de ese dulce que nos pide el cuerpo al final de las comidas, por lo que resultará un placer probar los Pedro Ximénez, sean los más jóvenes y dominados por la fruta pasa o, sobre todo, los más viejos, que cumplen un brillante papel acompañando un helado de vainilla, o un sorbete de frutas, o incluso unas sencillas piezas de fruta aromática y jugosa.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...