LLAMANOS 34 91 535 89 90

Nace el Champange y el Cava, Los espumosos más apreciados a nivel mundial.

Fue en el siglo XVII cuando dentro de los nuevos vinos de la época (Burdeos, Oporto, vinos alemanes sin terminar de fermentar) nació el champán.

Cultura del Vino | 2015-12-11 10:44:40


Aunque en el siglo XV los venecianos producían cristal transparente y empezaron a embotellar vino y este se embotellaba en destino después de su transporte en barricas de distintas maderas, fue posteriormente, en 1730, cuando las dos innovaciones del siglo coincidieron y abrieron el camino de los nuevos vinos. Estas innovaciones fueron cerrar las botellas herméticamente con corcho y enterrarlas en arena en cavas o bodegas secas.

Unos vinos muy cotizados en París y en Londres eran los vinos blancos procedentes de cultivares tintos que procedían de Reims.

En 1660 el duque de Bedford importó mucho vino de Reims y lo guardó en la abadía de Woburn donde intentaron imitar su producción sin conseguirlo, pero sí observaron que los vinos almacenados tenían una cierta tendencia a la efervescencia. Estos vinos gustaron y en 1676 Etheridge los mencionó por primera vez, en la época reciente como Champaña espumoso.

Realmente el origen del Champagne fue el resultado de los ensayos realizados en la abadía de Hautvillers en las comarcas de Reims y Épernay para vender mejor los vinos en París.

Realmente fue el responsable de la bodega de la abadía de Hautvillers, Dom Pierre Pérignon quien tras empezar a seleccionar los viñedos y los cultivares comenzó prensando muy rápido el cultivar Pinot noir para obtener los vinos blancos de esta cepa tinta, que eran los más cotizados, pero al hacer la fermentaciones muy cortas y llegar el frío, este vino quedaba con azúcar. Primero se comercializó como vino gris, luego se perfeccionó su decantación pero seguía fermentando. Pérignon acostumbraba a embotellar el vino en marzo y lo mantenía en bodegas con arena después de taponarlo unos 18 meses antes de venderlo.

Pero el champagne no se comercializó adecuadamente como tal hasta que Ravenscroft perfeccionó la resistencia del vidrio al añadirle óxido de plomo en su fabricación y empezó a diseñar botellas sin hombros y con fondo cóncavo.

Fue este nuevo vidrio y el uso de tapones de corcho cada vez mejores lo que hizo que a finales del siglo XVII se generalizara el comercio del Champaña espumoso.

También es cierto que empezó a adulterarse este tipo de vino añadiendo azúcar a vinos terminados y dejándolos fermentar Realmente el comercio del champaña espumoso comenzó en 1584 pero fue en 1769 cuando este comercio se generalizó y entraron en el mercado dos grandes empresas, una de Reims (Ruinart) y otra de Épernay (Möet).

Dada la fama de estos vinos, comenzaron a ser imitados en distintos países como Italia y España.

En España fue Cataluña la zona que primero se especializó en vinos espumosos que se denominaron Champaña de Parellada, al cambiar el cultivar con el que se elaboraba.

Tras un largo proceso judicial el nombre de los vinos espumosos elaborados a la manera tradicional como Champagne debió cambiar y se les comenzó a denominar vinos de reposo en cava, vinos de cava o simplemente cavas.

Actualmente, aunque el centro del cava es San Sadurní d’Anoia el cava se elabora en 161 municipios de Cataluña, 18 municipios de La Rioja, 3 municipios de Álava, 2 municipios de Navarra, 2 municipios de Aragón, 2 municipios de Extremadura y un municipio de Valencia (Requena).

Hablar de champaña o de cava es realmente poco significativo, pero realmente la base de ambos tipos de espumosos, los más cotizados y vendidos a nivel mundial, es distinto. En un caso es el cultivar Pinot noir junto con algún otro como Chardonnay en el caso del champaña, mientras en el otro, el del cava, se utilizan sobretodo Parellada, Macabeo y Xarel.lo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...