LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Necesita el enoturismo apoyo de instituciones y nuevas tecnologías para su desarrollo?.

Además de los servicios ofertados por las bodegas y el desarrollo turístico de los destinos, es muy importante el apoyo institucional para el desarrollo estrategias comerciales, recursos y promoción del enoturismo.

Enoturismo | 2015-07-08 15:49:23


Las Denominaciones de Origen como entes oficiales son conocedoras de las actividades relacionadas con el turismo del vino que llevan a cabo las bodegas, especialmente las de más tamaño, aunque por sí mismas no tienen una participación activa en la promoción del turismo. En general, carecen de datos sobre el nivel de aceptación de dichas actividades aunque son conscientes de su potencial. Suelen tener datos de las visitas a las Rutas del vino, pero carecen de otros datos de interés.

Las D.O son conscientes de que el desarrollo del enoturismo es una necesidad y una buena oportunidad para captar clientes y dar a conocer las zonas productoras de dichos vinos. Además, perciben que los bodegueros, sobre todo los de bodegas de mayor tamaño, están interesados en el enoturismo aunque son conscientes de que necesitan apoyo institucional para poder afrontar las inversiones necesarias para recibir a los turistas y para, por ejemplo, poder cumplir los requisitos que les permita configurar una ruta oficial. Así, debería haber una colaboración entre Denominación de Origen, comarca, ayuntamiento y bodegas.

En general, las Denominaciones de Origen, consideran que las promociones más importantes que deben desarrollarse actualmente son las visitas a las bodegas, a los viñedos, o realizar catas de vino. Sin embargo, cada vez se es más consciente de que estas actividades deben aunque deben estar acompañadas de alojamientos específicos y gastronomía, además de una oferta cultural o paisajística.

Algunas bodegas poseen las infraestructuras necesarias para abordarlo, incluso en algunas de ellas ya se dispone de los recursos humanos necesario para poder atender a los turistas. Sin embargo, otras, y algunas antiguas, necesitan realizar inversiones para mejorar sus infraestructuras.

En cuanto a sus principales puntos fuertes y débiles existe unanimidad en las Deno- minaciones de Origen. Todas ellas consideran que entre sus principales puntos fuertes se encuentra el patrimonio artístico, el paisaje de viñedos y la calidad de los vinos, mientras que entre los puntos débiles están la necesidad de mejorar las instalaciones de las bodegas, la disminución de consumo de vino y la escasa tradición enoturística en algunas regiones, que hace necesario invertir en su comunicación y promoción. Por lo tanto, necesitan el apoyo de las diferentes administraciones para poder abordar el desarrollo del enoturismo, tanto un apoyo económico como de coordinación entre los agentes implicados.

Encontramos pues dos barreras a superar. Una es conocer la demanda, sin conocer este potencial de viajeros o clientes es difícil abordar las actividades necesarias para su desarrollo. Otra es la comunicación y promoción, sobre todo a través de las nuevas tecnologías como internet y portales especializados.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...