LLAMANOS 34 91 535 89 90

Nochevieja. La noche del Cava.

Nochevieja es la noche en la que seguro no va a faltar en tu mesa un vino espumoso. Te damos algunos consejos para disfrutar del Cava y su maridaje durante toda la cena.

Consejos sobre el Vino | 2015-12-31 12:23:20


El efecto carbónico del cava armoniza con los 4 sabores básicos : salado, dulce, ácido y amargo. Sin embargo, un criterio de maridaje a tener en cuenta es la cantidad de azúcar que determina la idoneidad de cada cava para acompañar un aperitivo, comida o postre. Para acompañar aperitivos variados lo más recomendable son los Brut.

Los vinos espumosos cada vez están más aceptados para abrir las comidas en vez de  ser el broche final. El Cava puede ser un acompañante ideal para los entrantes. Los nuevos tipos de ensaladas, que combinan frutas o vinagres suaves, hacen que el cava pueda ser el complemento ideal para empezar una comida.

Pero lo más normal es que tu cena de Nochevieja comience con platos de embutido de primera calidad, y los langostinos, el salmón o diversos mariscos adornen muchas mesas.

El maridaje de estos platos con el Cava puede encontrar la perfecta armonía. Un Cava brut, a la temperatura adecuada, es ideal para acompañar cualquier aperitivo, bien sea unos canapés, unas ostras, un jamón, quesos o frutos secos.

En cuanto a los embutidos, ricos habitualmente en especias, y sobre todo, en pimienta, también es correcta su combinación con Cavas de crianza larga.

El jamón ibérico, sobre todo acompañado con pan con tomate, es ideal para combinar con cavas de crianza, ricos en aromas reductivos y de envejecimiento. Para el jamón ibérico de bellota, con los ácidos salificados y la grasa entreverada, lo acompañaremos con cavas Brut Nature (por su efecto desengrasante) y Gran Reserva (para complementar y armonizar con los aromas de crianza).

El cava también ayuda a potenciar el sabor y la intensidad aromática del marisco. Para los expertos en el tema, la combinación por excelencia es ostras con cava, atribuyéndole a la cava la propiedad de ‘refrescar’ el profundo sabor a mar de este molusco. El cava marida de forma excelente con los pescados. Especialmente interesante la combinación con pescados azules ya que el efecto del carbónico ayuda a compensar la sensación grasa en boca.

La carne desde luego es la reina del maridaje con los buenos tintos, pero también es posible disfrutarla con un buen cava. Destacar la armonía del cava con las aves y las carnes blancas. El cava es un excelente acompañante del cordero, estofados, carpaccios, foie gras, barbacoas…

Para la repostería elegiremos un Cava Semiseco o Dulce, de cierta edad, complemento ideal de los postres por unir suavidad y frescor. Ni que decir tiene que cualquier fruta casa perfectamente con un Cava bien sea blanco o rosado. Por lo tanto, el maridaje con las doce uvas de la suerte está garantizado.

Como regla principal para terminar, es importante guiarse sobre todo por esta asociación:

Platos salados y grasosos: Cava Seco, como los Brut Nature y Extra Brut.

Platos ácidos y amargos: Cavas Brut y Extra seco.

Platos dulces: Cavas Semiseco y Dulce.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...