LLAMANOS 34 91 535 89 90

Paraísos del enoturismo: Lleida.

Las bodegas que forman la Ruta del vino de Lleida, elaboran sus vinos bajo la certificación de la Denominación de Origen (DO) Costers del Segre. Un territorio de belleza natural para el disfrute del buen vino.

Enoturismo | 2016-05-25 10:19:05


Lleida es tierra de larga tradición vitivinícola que ha sabido reencontrar el equilibrio entre los procesos artesanales y la innovación tecnológica. Tierra de vinos que, vendimia a vendimia, aportan eco internacional a su capital.

Dividida en siete subzonas, esta zona productora vela por la calidad de unos vinos procedentes de viñas que crecen en tierras calcáreas, bajo un clima mediterráneo de aire continental, con inviernos fríos y cálidos veranos.

Costers del Segre es multicultural y multiconceptual debido en gran parte a la extensión y dispersión de su territorio y a la diversidad de sus paisajes y microclimas, lo que ha propiciado la gran capacidad de adaptación de las múltiples variedades plantadas en los últimos 40 años, aportando un potencial mayor para enriquecer a sus embotellados.

Costers del Segre ha incrementado progresivamente la variedad de vinos que produce y en la actualidad su oferta incluye tintos, blancos, rosados, espumosos elaborados y Cava. La mayor parte del los blancos y rosados son consumidos jóvenes, aunque también hay tintos Crianzas y algunos Reservas, gracias en gran medida a la reciente llegada de variedades como Pinot y Syrah.

La amplitud del territorio le permitirá descubrir las diferentes huellas que la historia nos ha dejado. Entre la gran variedad patrimonial de las distintas poblaciones y parajes naturales destacan la fortaleza íbera de los Vilars de Arbeca, la majestuosa Seu Vella de Lleida, el monasterio cisterciense de Vallbona de les Monges, el monasterio de les Avellanes, el castillo de Verdú. Una rica y variada oferta cultural y gastronómica convierten este territorio rico y variado en una amalgama de sensaciones difíciles de olvidar. 

El territorio natural de la ruta ofrece espacios muy diversos. Desde los campos de olivos de Les Garrigues a los parajes naturales del Montsec i la  Terreta, se puede admirar cada tramo y cada curva de la Ruta que combina el llano y la montaña, los campos de cultivo y los pastos, las ciudades y poblaciones... un paisaje cambiante, entre los que no se deben perder: El Montsec, los caminos de agua del Rio Segre y confluencia de los ríos Segre, Cinca y Ebro. El Pantano de Utxesa, el Parque de la Mitjana, la Sierra de la Llena, el Robledal de Aulàs y el Embalse de Terradet.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...