LLAMANOS 34 91 535 89 90

Paraísos del turismo enológico. La Rioja alta.

En la Rioja Alta se sitúa en la zona vitivinícola más arraigada de La Rioja. Es en ella donde se desarrolló fundamentalmente la cultura del vino de la región y de donde proceden parte de los caldos más prestigiosos de La Rioja y del mundo.

Enoturismo | 2016-05-24 16:08:22


El vino está bien acompañado de otros atractivos en la región para convertirse en un paraíso donde el enoturista encontrará su oferta gastronómica y cultural repleta. Por una parte, la riqueza y diversidad del Patrimonio Histórico Artístico, reflejo del “cruce de caminos” y tierra de frontera que fue La Rioja. Y, por otra parte, un medio ambiente y un paisaje caracterizado por el viñedo pero que mira a las sierras del Toloño, Cantabria y la Demanda, sin olvidarnos del río Ebro.

Y es que este s un territorio con una sinfonía de color y de aromas. Nos sorprenderá un patrimonio que tendremos que ir descubriendo pausadamente. Castillos, pueblos medievales, monasterios, ermitas, necrópolis, calados, bodegas centenarias.

En la Ruta del Vino Rioja Alta decenas de bodegas centenarias unen tradición y tecnología para la elaboración de los vinos más exquisitos. A ellas se les suman restaurantes de gran prestigio a nivel nacional, museos y centros de interpretación, casas y hoteles rurales con encanto o acogedoras hospederías.

De algunos municipios son características determinadas clases de vino; así, San Asensio es la cuna del clarete. Pero en todas las localidades se pueden encontrar prestigiosos vinos de año, crianzas y reservas, además de producirse exquisitos blancos, algunos fermentados en barrica.

Un lugar ideal para perderse y disfrutar de los aromas y el sabor del buen vino. Si quieres conocerlo apuntaté a un plan de enoturismo.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...