LLAMANOS 34 91 535 89 90

Paseo por la Arqueología y paisajes del vino en Bullas.

Bullas es un seductor paseo alrededor de la historia y de la cultura del vino. Es el territorio por excelencia de la arqueología del vino, en armonía con la naturaleza.

Enoturismo | 2015-11-25 09:47:29


La zona de producción de los vinos amparados por la Denominación de Origen "Bullas" está constituida por los viñedos ubicados en los municipios de Bullas, Cehegín, Mula, Pliego y Ricote y, en parte de los de Calasparra, Caravaca, Moratalla y Lorca, situados en la zona del Noroeste de la Región de Murcia.

La superficie de cultivo abarca unas 5.500 hectáreas, dedicadas en un 80% a la variedad tinta Monastrell, excelentemente adaptada a las condiciones del medio. Otras variedades de uva son: la Tempranillo, para los tintos, y Macabeo y Airén entre los blancos. El Consejo Regulador ha autorizado en 1998 la implantación de nuevas variedades, a petición de las bodegas registradas en el mismo. Con ello se pretende mejorar la calidad de los vinos de la zona, respetando siempre su identidad (al continuar siendo la Monastrell la variedad principal). Las nuevas variedades serían tintas: Cabernet Sauvignon , Sirah , Merlot y Garnacha .

Desde siempre Bullas ha mostrado una secular dedicación al cultivo de la vid y a la elaboración de vino, como se desprende del hallazgo en la villa romana de Los Cantos de la escultura del Niño de las Uvas o en la abundante documentación conservada en diversos archivos (destaca la descripción del historiador Martín de Ambel sobre la producción de vino en Bullas en 1657 o el Acta Capitular de 1849 que describe la forma artesanal de hacer vino). Sólo en su casco urbano se conservan total o parcialmente más de 200 bodegas tradicionales, la mayoría construidas entre los siglos XVIII y XIX.

Bullas, además de contar con sus ya conocidos atractivos naturales, arquitectónicos, históricos, artesanales, etc., es un municipio tradicionalmente ligado a la cultura del vino, que ha modelado a través del tiempo su entorno, patrimonio y el modo de ser de sus gentes.

Desde el laberinto de calles en el casco antiguo de Bullas, a los pintorescos viñedos que bordean el valle del río Mula, esta zona vive y respira sus antiguas tradiciones vinícolas. En la ciudad y el campo hay muchas bodegas viejas e incluso algunos restos antiguos, tales como la escultura romana de Baco que se encuentra en la Villa de los Cantos. Ciertamente, no se puede perder es el Museo del Vino de Bullas, donde los visitantes pueden apreciar de verdad la riqueza cultural de la tradición vitivinícola de esta zona..

Paisajes de extraordinaria belleza, en una orografía recortada, con bodegas que se ubican en insólitos y elevados valles, y en las cercanías de villas medievales y excepcionales conjuntos históricos.

Bullas ofrece diferentes posibilidades adaptadas a los diversos gustos de los visitantes. Las opciones combinan experiencias en bodegas y museos con gastronomía autóctona y alojamientos rurales con encanto. Si a esto añadimos la riqueza patrimonial del territorio, nuestros visitantes descubrirán la opción que más se adapte a sus preferencias.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...