LLAMANOS 34 91 535 89 90

Patrimonio y cultura del vino: Bodegas jerezanas.

El origen de la viticultura en Jerez se pierde en los albores de la historia. Según cuenta Estrabón, geógrafo griego del siglo I A.C., en los asentamientos fenicios de Xera (Jerez) se cultivaban viñas y sus vinos fueron distribuidos por el Mediterráneo.

Cultura del Vino | 2017-07-13 12:44:44


Ello implica que en todas las épocas los vinos de Jerez han sido la principal actividad económica de esta zona geográfica y la base de su propia cultura e identidad.

Los vinos de Jerez están criados y envejecidos con un proceso de elaboración genuino y singular, conocido como el sistema de crianzas y soleras, lo que hace que los caldos más jóvenes del jerez tengan una vejez mínima de tres años, algo inédito en otras denominaciones de origen.

Este sistema de envejecimiento por soleras y criaderas de los vinos, en botas de robles americano, hacen del jerez una bebida única en su especie. Y, junto con la calidad de sus caldos, también se ha creado una arquitectura singular de las propias bodegas que acogen los caldos, denominada por su extensión “bodegas catedral”, que tiene su origen en la segunda mitad del siglo XVIII y que de alguna manera destaca el misticismo y el embrujo que rodea a estos espacios arquitectónicos.

Las bodegas de Jerez son un bien patrimonial único, vinculado así a la técnica moderna para la crianza y producción de vino, aprovechando el clima y la humedad de la comarca

Un ejemplo que podrá visitar el enoturista es ,enclavada en la localidad gaditana de Jerez de la Frontera, el grupo bodeguero González Byass (productores del Brandy Jerez y Tío Pepe) es considerado como uno de los pioneros en aunar bodega y arquitectura. Así, su establecimiento tiene más de dos siglos de historia. La Real Bodega de la Concha de Jerez fue inaugurada en 1862, en honor a la reina Isabel II, que visitó entonces las bodegas andaluzas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...