LLAMANOS 34 91 535 89 90

Pequeñas joyas vitivinícolas: Bagés.

Bagés es una pequeña e histórica zona vinícola que ha experimentado un renacimiento gracias al trabajo realizado por las bodegas pioneras responsables del logro de la categoría de denominación regional en 1995 y después la D.O. nacional en 1998.

Enoturismo | 2017-07-03 11:39:43


El Bages es y ha sido históricamente tierra de muchas viñas y de buen vino. Su tradición vitivinícola es tan antigua como su historia. En el siglo X, documentos históricos certifican la existencia y el predominio del cultivo de la viña y la producción de vino. Dos centros importantes desde un principio para la viticultura fueron Manresa, núcleo de población principal de la comarca, y el monasterio de Sant Benet de Bages.

Las nuevas corrientes se perciben en esta D.O. en todos los ámbitos, ya que tanto las pequeñas bodegas familiares como las grandes cooperativas continúan estudiando nuevas métodos de producción y experimentando con nuevas variedades de uvas. Todo ello se va percibiendo poco a poco en sus vinos.

En la actualidad todavía predominan las uvas autóctonas, especialmente Picapoll y Macabeo, pero todo apunta a que muy pronto las variedades francesas se convertirán en el foco de atención, dada su buena adaptación al clima y a la tierra de la región.

Las uvas empleadas son una mezcla de las variedades nativas tintas y blancas tradicionales - Garnacha junto con Ull de Llebre (tinta) y Picapoll (blanca) - y nuevas variedades cultivadas desde que se constituyó la D.O.: Macabeo, Parellada, Chardonnay, Cabernet Sauvignon y Merlot. Además de éstas, Syrah y otras uvas están siendo introducidas de forma experimental.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...