LLAMANOS 34 91 535 89 90

Pequeñas joyas vitivinícolas. El viñedo de Gaillac.

A las puertas de la ciudad episcopal, Albi, clasificada por la UNESCO como patrimonio mundial, el País de las Bastides y del Viñedo de Gaillac espera al enoturista.

Enoturismo | 2015-07-30 16:03:33


La luz, los paisajes de vid con colores cambiantes en el transcurso de las estaciones, repletas de granjas, pinos parasoles y otros cipreses, dan a veces aires toscanos a estos territorios.

El visitante retiene la respiración, la emoción está a flor de piel, los paisajes, los vinos, la arquitectura, los palomares, los castillos, las bastidas majestuosas, los vestigios galo-romanos, mil años de historia le cautivarán.

Los viticultores apasionados, los vinos auténticos, las cepas autóctonas, son los valores principales del viñedo de Gaillac.

La ciudad de Gaillac  pertenece al departamento de Tarn, distrito de Albi. Es la cabecera y mayor población del cantón de su nombre. Con 11.461 habitantes, la ciudad se ha hecho famosa por su renombrado vino. Nació en 972, pero el viñedo que lleva su nombre fue establecido en el siglo I antes de Cristo por los romanos. Fueron los monjes benedictinos de la Abadía Saint Michel de Gaillac quienes, en la edad media, emprendieron la labor de organizar el viñedo y elaborar un vino de calidad. En el siglo XVII los vinos de Gaillac se conocían como “los vinos del Coq”, pues todos los barriles estaban marcados a fuego con esta marca. Con el paso de los siglos los vinos de Gaillac se han forjado una gran reputación en toda Europa.

¡El viñedo de Gaillac es el más antiguo de Francia! La ciudad vecina de Montans fue, en el siglo II, un gran centro de fabricación de ánforas. Se han encontrado restos de estos antiguos recipientes desde el sur de España hasta el norte de Escocia, prueba de que los vinos de Gaillac ya tenían una gran proyección internacional.

En 1938 el viñedo de Gaillac fue una de las primeras Appelations d’Origine Controlée (AOC, Denominación Origen Controlado), lo que garantiza la autenticidad y calidad de sus vinos.

Existen tres regiones para una Denominación Unica

Las terrazas de la orilla izquierda: suelos compuestos por cantos rodados, grava y arena. Es el terreno predilecto para las cepas de tinto: generosos, de un bello color profundo, aromas de frutas confitadas, grosellas) y especias. Potentes en boca, de cuerpo denso, bien armado taninos redondeados. Vinos ricos y con carácter que se conservan hasta 4 o 5 años.

Las colinas de la orilla derecha: de orientación sur, los suelos arcillo-calcáreos producen los tintos de Duras y de Syrah, vinos que mezclan con armonía su sabor especiado y el perfume más salvaje de Braucol.

La meseta de Cordais: suelos arcillo-calcáreos con una fuerte presencia de calcáreo activo. Esta caliza aporta a los vinos finura, aromas, sabores afrutados y autenticidad. La combinación del clima y del suelo permite una producción de vinos únicos de un marcado carácter.  

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...