LLAMANOS 34 91 535 89 90

Pistas para el maridaje de vino y queso.

Un maridaje estrella es de vino y queso. La combinación entre vinos y queso suele dar lugar a una gran armonía. Pero hay que saber que el queso tiene muchos matices y aromas y hay que dar con el acompañamiento adecuado.

Maridaje del Vino | 2015-01-02 14:24:47


Algunos quesos y sus acompañantes ideales:

Queso parmesano

El queso Parmesano marida bien con los tintos jóvenes, como el Lambrusco, o con los blancos suaves.

Quesos de pasta cremosa

Los quesos de pasta cremosa, como la Torta del Casar, Queso de la Serena o los quesos de Cantabria, es recomendable combinarlos con vinos tintos con cuerpo, vigorosos y de buen aroma como los vinos de La Rioja, Navarra y Cariñena.

Queso de oveja

Los quesos de oveja de pasta cocida, como el Ibérico, Manchego, Idiazábal, Roncal y Zamorano, combinan perfectamente con los vinos tintos con cuerpo como La Rioja, Ribera del Duero y Bierzo.

Quesos de pasta blanda

Los quesos de pasta blanda, cerrada y untuosa, como el famoso queso Tetilla de Galicia, el también Gallego San Simón o el queso Mahón, maridan con vinos blancos jóvenes, ligeros y afrutados de Navarra, Penedés y en una combinación diferente, con vinos blancos de Galicia.

Quesos de pasta azul

Los quesos de pasta azul, tales como el Valdeón, Cabrales, Gamonedo y La Peral, maridan con vinos tintos con cuerpo y fuertes, como los de La Rioja, Ribera del Duero, Priorato, Jumilla, Cariñena; también es buena combinación con vinos blancos jóvenes y secos y ácidos pero de potente cuerpo y buen grado alcohólico, e incluso un espléndido vino espumoso fresco, floral, con notas afrutadas y finas burbujas, cuya frescura liga y limpia perfectamente la potencia de los azules.

Quesos de pasta blanca

Los quesos de pasta blanca, enmohecidos o amasados, como el famoso queso Asturiano Afuega'l Pitu o el Villalón de Castilla-León, maridan con vinos tintos nobles, afrutados y finos, como los de La Rioja y Ribera del Duero jóvenes, Valdepeñas o Bierzo.

Queso gruyere

El queso Gruyere se complementa con el vino blanco semidulce, el Brie con el tinto, con el blanco afrutado, o también puede mantener una excepcional relación con el cava o cerveza liviana, al igual que el Camembert.

Queso cheddar y queso feta

Un auténtico idilio existe entre el queso Cheddar suave, con el vino tinto ligero y afrutado, con el blanco y el cava. El queso feta, que es muy popular en Grecia a nivel doméstico, casa con el vino tinto ligero y blanco frutal.

Quesos frescos

Los quesos frescos, tales como el famoso queso de Burgos, Abredo, Cassoleta o Mató, recomendamos casarlos con vinos blancos ligeros y secos, como Rueda o Penedés, que hacen gala de un intenso color y aroma penetrante a hayas y violetas.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...