LLAMANOS 34 91 535 89 90

Polonia, país interesado en el vino español, invitado a FENAVIN 2017.

Para los que duden de la evidencia del cambio climático, el mundo del vino puede dar una pista. En países donde el viñedo no ha sido una plantación tradicional por la dureza del clima comienzan ahora a atreverse con él. Es el caso de Polonia.

Cultura del Vino | 2017-03-16 18:29:34


Es el caso de Polonia, un país de superficie similar a España que a día de hoy tiene 400 hectáreas dedicadas al viñedo. Aún es una cifra pequeña, pero si las temperaturas siguen subiendo el cultivo de la vid se consolidará en el norte de Europa.

Pero mientras tanto Polonia sigue siendo un país importador de vino. Los productos españoles ocupan el tercer puesto en las importaciones polacas, solo por detrás de ¡sorpresa! Francia e Italia. “Francia es la cuna del vino e Italia ha sido siempre un socio comercial privilegiado en Polonia, primero porque está más cerca y segundo por la cantidad de emigración italiana y la enorme oferta hostelera”, explica Margarita Kozakiewicz, de la oficina comercial del ICEX en Polonia. “Los vinos españoles tienen buena imagen porque son vinos de calidad a precio razonable”, sentencia.

Desde esta oficina proponen actividades para aumentar el conocimiento del vino español. Una vez al mes realizan catas con profesionales con el objetivo de “educar” a los polacos en la cultura del vino, que es una de las prioridades. “El mayor problema que tenemos es que en Polonia el vino está catalogado como bebida alcohólica, por lo que está prohibida terminantemente cualquier tipo de publicidad”, señala Kozakiewicz. Pero ante la dificultad le echan imaginación para poder informar al consumidor polaco.

Este año han convocado un concurso de blogueros del vino cuyo premio consiste en asistir a FENAVIN 2017. Siete han sido los blogueros participantes, que han catado más de 30 vinos españoles cada uno, algo que ha superado las previsiones de la oficina comercial.

La ganadora ha sido Agnieszka Trolese, autora de www.tasteandtravel.pl, una joven que actualmente realiza un curso de sumiller en Venecia. El jurado valoró la manera más popular e informal de realizar las catas de Trolese, alejándose de tecnicismos para llegar a todo al mayor público posible y está ansiosa por disfrutar de su premio.

A esta apasionada del vino lo que más le gusta de la oferta vinícola española es la variedad: “Vada cliente encuentra algo a su gusto, tanto los más modernos como los consumidores más exigentes, además son líderes indiscutibles en relación calidad y precio”. Sin embargo, cree que para fortalecer la buena posición del vino español en su país habría que aumentar la presencia en prensa especializada y blogs para transmitir las peculiaridades del vino español. “Es muy importante la capacidad que tenéis muchos españoles de enamorar de lo español a los que os visitan. Sería interesante intentarlo con todos los agentes involucrados en la promoción de vino en exterior: periodistas, importadores, agentes de vino… establecer con ellos una relación más sólida, no solo comercial, sino también humana”, sostiene.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...