LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Por qué al vino español se le pretende tratar como a una simple commodity?

Para el que no lo sepa, las commodities son productos producidos en masa por el hombre, y de los cuales hay ingentes cantidades en la naturaleza con poca diferenciación entre ellos como es por ejemplo, el maíz, la soja o el trigo.

Curiosidades | 2015-06-18 23:02:27


Es cierto que en España se produce más vino que en cualquier parte del Mundo, pero ello no debería ser motivo para que importadores, exportadores y distribuidores pretendan tratar al vino español como una commodity.

El hecho de que los bodegueros españoles produzcan más de 52 millones de hectolitros de vino no es motivo suficiente para equipararlo con productos como la soja, el trigo, o el maíz sin diferenciación entre ellos.

En España podemos contabilizar más de 150 variedades de uva para vino, producidas en 17 comunidades autónomas diferentes, con procesos de vinificaciones dispares, y crianzas diferentes. En este sentido podemos afirmar que no existen dos vinos iguales, y por esta simple razón no se le debe tratar al vino español como una simple commodity, porque ello resulta injusto y despectivo.

Resulta injusto escuchar por ejemplo que los vinos de uva mencia con crianza de 16 meses del Bierzo tengan un precio, y que otros vinos de uva tempranillo con crianza de 6 meses de Madrid tengan otro por existir unos baremos y se les trate como commodities.

La palabra commodity proviene de la jerga económica-financiera para referirse a productos agrícolas con muy bajo nivel de diferenciación o especialización.

Los vinos españoles, desde el punto de vista de la distribución o de la exportación, no deberían ser injustamente tratados como commodities ya que los vinos producidos en las diferentes regiones son diferentes por el tipo de uva, el terruño, el clima, la maduración, la vinificación y el tiempo de su crianza.

A día de hoy ya es tratado como commodity, el vino a granel, y el vino embotellado a bajo precio. En ese sentido corre especial peligro, a corto-medio plazo, el resto del sector vinícola.

Por estos motivos, y por ser el nivel de diferenciación, o de calidad de los vinos tan alto, no se debería permitir este mal trato que a día de hoy se le quiere dar al vino español.

Entendemos que existen opacos intereses de tratar al vino como una commodity, por la sencilla razón de que un bien con un alto nivel de diferenciación (como es el vino) pertenece a un mercado con altos márgenes de ganancias para el que lo produce, y un bien con bajo nivel de diferenciación encuentra márgenes de ganancias más exiguos (como es el mercado de las commodities).

Por este motivo en España se está tratando de transformar al vino en una commodity para que no haya una diferenciación especial ni márgenes especialmente amplios en su producción, encasillándolos de forma despectiva e injusta en determinados grupos, para lograr una más fácil venta y a un menor precio, a costa de su productor.

Si no somos capaces de parar esto, próximamente veremos al vino en alguno de estos grandes grupos de commodities, y se le tratará como un producto agrícola en el que no existe diferenciación entre sí, pero sí volumen en su conjunto:
Granos: Soja, Trigo, Maiz, Avena, Cebada.
Softs: Algodón, Jugo de Naranja, Café, Azúcar, Cacao.
Energías: Petróleo Crudo, Fuel Oil, Gas Natural, Etanol, Nafta.
Metales: Oro, Plata, Cobre, Platino, Aluminio, Paladio
Carnes: Ganado Bovino Vivo, Ganado Porcino Vivo, Manteca, Leche,
Financieros: Bonos de 30 años, Notas de 10 años, Eurodollar, Fed Funds a 30 días
Índices: Dow Jones, S&P500, Nasdaq100, Nikkei225, E-Mini Nasdaq
Monedas: Libra Esterlina, Euro, Peso Mexicano, Rand de Sudáfrica, Franco Suizo

En definitiva y para finalizar esta exposición, hemos de afirmar que si al vino español se le trata como a una commodity se le arrebata lo más imporante su diversa calidad, y su especial diferenciación. 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...