LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Por qué la manzanilla es un vino tan especial?.

Una alineación de suelo, clima y tradición da lugar a uno de los vinos más especiales del sur de España.

Producción de Vino | 2015-09-16 10:17:31


La ubicación de la zona de producción del vino Manzanilla atrae a miles de turistas cada año. San Lúcar de Barrameda, en la desembocadura del Guadalquivir, es uno de los lugares más mágicos del sur de la península. Marismas, tradición y una cultura ancestral impregnan su producto estrella.

La ciudad de Sevilla es históricamente el mercado principal de la Manzanilla. La primavera hispalense representa su pico más alto de consumo anual. Este vínculo entre Sevilla y Sanlúcar se remonta siglos atrás y tiene su origen en el comercio a través del río Guadalquivir. El vino se embarcaba en Sanlúcar y se trasladaba por el río con la marea de la tarde hasta Sevilla. Hay escritos que atestiguan que en la Sevilla de finales del siglo XIX y primera mitad del XX por las madruga­das todo el casco urbano olía a Manzanilla.

La Manzanilla es el resultado de la conjunción de unas circunstancias geográficas excepcionales y siglos de tradición bodeguera. Mar, sol, vientos de poniente… la acompañan en su peculiar envejecimiento para darle ese carácter único.  La perfecta combinación de temperaturas suaves y alta humedad, permite el desarrollo de un velo de flor muy particular que aporta a la Manzanilla su inigualable personalidad.

La Manzanilla se elabora con la uva por excelencia del Marco de Jerez: la Palomino Fina o Listán, que alcanza una excelente maduración en esta región. En la elaboración del manzanilla se utilizan métodos tradicionales heredados generación tras generación de bodegueros sanluqueños. Esto da lugar a una joya de la enología. Un tesoro de la práctica enológica y el factor clave en la genuina personalidad de la Manzanilla. Un manto de levaduras que interactúa con el vino durante su envejecimiento y que en Sanlúcar, debido a su clima, tiene una composición especial. La Manzanilla se elabora mediante el tradicional sistema de criaderas y solera. Un método de envejecimiento dinámico genuino de esta región, basado en la mezcla de vinos de diferente edad.

La manzanilla es tan rica en matices que puede acompañar diversos platos y es ideal para la gastronomía de este rincón mágico del sur.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...