LLAMANOS 34 91 535 89 90

Propuestas de enoturismo: Rioja Alavesa.

Paisajes únicos de lomas y praderas de viñedos interminables, salpicados de olivos, dólmenes, restos prehistóricos, villas medievales con recintos amurallados, casas solariegas, cultivos frutales, iglesias históricas e infinidad de bodegas.

Enoturismo | 2017-08-17 14:10:00


Es una zona que por sus dimensiones moderadas, las cortas distancias entre los quince municipios que la conforman y sus prácticos accesos, ofrece una buena excusa para recorrer de sol a sol unos paisajes en los que se palpa la cultura del vino en cualquier rincón. La comarca está limitada al sur por el río Ebro y al Norte por la imponente macizo de color ceniza de la Sierra de Cantabria.

Miles de visitantes se sientes atraídos por su tesoro más valorado, el vino. La calidad de sus caldos se debe también al cuidado de sus gentes en conjugar el legado histórico de elaboración y las nuevas tecnologías.

Los tintos son los vinos más representativos de la comarca, elaborados con las  variedades tempranillo (hasta el 79% del total se produce a partir de esta variedad),  garnacha, mazuelo y graciano.

El tinto del año o vino joven suele seguir el método tradicional de maceración carbónica  en el que los racimos enteros fermentan en un ‘lago’ entre siete y diez días para, una vez  libres de hollejos y raspones, pasar a las cubas donde terminará la fermentación. Por su  parte, los vinos de crianza, reserva y gran reserva se elaboran por el procedimiento  bordelés o despalillado, que consiste en romper la uva retirando los raspones e incubando el  mosto con su pasta por un periodo de siete días. Tras una serie de fermentaciones, pasará a  las barricas para su envejecimiento y será el tiempo el que marque la diferencia entre los  crianzas, reservas y grandes reservas.

Rioja Alavesa, con su peculiar trazado y las múltiples actividades de la Ruta del Vino, es una de las comarcas vitivinícolas más atractivas del panorama internacional y un destino inexcusable para el viajero que busca sabores, paisajes y sensaciones únicas. En Rioja Alavesa confluyen el turismo, la arquitectura, el arte y, por supuesto, el vino y la gastronomía.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...