LLAMANOS 34 91 535 89 90

Propuestas para escapadas de enoturismo: La tierra de las cinco villas.

En esta región podrás aproximarte al rico patrimonio monumental y vitivinícola, disfrutando de los vinos de la Ribera del Gállego-Cinco Villas.

Enoturismo | 2016-08-12 12:38:11


Ribera del Gállego-Cinco Villas es una indicación geográfica protegida, utilizada para designar los vinos de la tierra originarios de las zonas vitícolas españolas de la ribera del Gállego y Cinco Villas.

La indicación geográfica Ribera del Gállego – Cinco Villas se encuentra ubicada en la parte noroeste de las provincias de Zaragoza y Huesca, con el río Gállego como principal elemento geográfico de la zona y los Pirineos como frontera natural al norte, accidente geográfico éste, que condiciona de manera primordial las características de esta zona, en cuanto a paisajes, orografía, clima y suelos, debido a la ubicación de esta indicación en torno a las sierras prepirenaicas, las cuales ofrecen una riqueza climática y pluviométrica favorecedoras para el cultivo de la vid.

La tradición vitivinícola de la Indicación Ribera del Gállego – Cinco Villas es incuestionable, como lo prueban las numerosas referencias que sobre esta zona y sus vinos pueden encontrarse en documentos históricos, estudios y libros. A continuación se realiza un breve resumen de algunas de las más relevantes de esas referencias.

Son numerosas las referencias al comercio del Vino en plena Edad Media, entre los nobles y comerciantes de la ciudad de Zaragoza y los viticultores del entorno de Huesca. Por ejemplo, se tuvo que prohibir en Zaragoza la entrada de vinos foráneos aunque fueran del mismo reino mientras el precio no se equiparase al de los vinos propios. En las Cortes de Zaragoza de 1414 se dispuso que no se podía importar vinos de fuera y en las Corte de Maella de 26 de noviembre de 1423 se volvía a insistir en lo mismo, estableciendo medidas para reprimir el contrabando de vino y creando comisarías en Ejea de los Caballeros, Jaca y Huesca para inspeccionar mejor las fronteras.

Un factor de gran importancia para la viticultura fue el Camino de Santiago, cuya rama aragonesa pasa por la zona. Los monjes benedictinos del Císter que fueron grandes expertos en el cultivo de la viña y en la elaboración del vino, ejercieron gran protagonismo en la ruta jacobea puesto que dirigieron la colonización de las tierras recuperadas plantando importantes áreas de viñedo.

Ya en el siglo XIX existen menciones de repetidos galardones para vinos elaborados en el entorno de la ciudad Huesca. Así, en 1857, Don Sixto López recibió una mención honorífica por el vino que presentó en la Exposición de Productos Agrícolas celebrada en Madrid ese año.

Entre 1944 y 1965 se crearon casi todas las cooperativas vinícolas en España y la zona de las Cinco Villas y la Ribera del Gállego no fueron una excepción. En la actualidad, la actividad tradicional de las cooperativas se ha visto complementada con la implantación de proyectos empresariales privados que han dotado a la zona de un nuevo dinamismo, y ha permitido proyectar hacia el exterior los vinos de la zona.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...