LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Qué buenos vinos puedes catar en Málaga?.

En Málaga es muy habitual ir de vinos, es una provincia donde puedes disfrutar de vinos muy especiales y del enoturismo.

Enoturismo | 2016-12-15 16:41:09


En la provincia de Málaga hay 1.000 hectáreas de viñedo dedicadas al vino, que producen entre 6 y 7 millones de kilos de uva, de los que se producen 4 millones de litros de vino. De estos, 2,5 millones de litros de vino son calificados.

¿Cómo no disfrutar del vino en Málaga?

Existen 14 bodegas que elaboran vinos de D.O. Málaga y hay 115 marcas inscritas en el consejo regulador. En el caso de la D.O. Sierras de Málaga, son 39 bodegas y 150 marcas. Sobre las características de los vinos que se producen en Málaga son las siguientes:

Vino de licor seco: límpido, brillante, con el color característico de su mención o  término tradicional; en nariz intenso y característico, con el alcohol patente pero  integrado, fino; en boca puede resultar seco o levemente dulce, con acidez justa,  resultando potente, cálido y persistente.

Vino de licor dulce: límpido, brillante, con el color característico de su mención o  término tradicional; en nariz intenso, alcohol patente pero integrado, meloso, complejo;  entrada en boca dulce o muy dulce, acidez justa, potente, untuoso, muy persistente. Si  reune las condiciones adicionales exigidas puede identificarse con la mención  específica “Vino Dulce Natural”.

Vino de uvas sobremaduradas: limpio, brillante, de amarillo pálido a dorado; fresco,  complejo, aromático y de finura característica en nariz; en boca destaca su contrastado  equilibrio ácido-dulce, resultando frescos, vivos, untuosos y persistentes. Si reune las  demás condiciones exigidas puede identificarse con la mención específica “Vino  Naturalmente Dulce”.

Vino de uvas pasificadas: limpio, brillante, de amarillo pálido a oro viejo; complejo,  aromático y de finura característica en nariz, con matices de uva pasificada y clara  expresión de las variedades preferentes, que son las únicas que pueden utilizarse para  su elaboración; en boca destaca su concentración, equilibrio ácido-dulce, gran  untuosidad, retrogusto aromático y persistencia.

Vino seco: De color amarillo a ámbar según vejez, de aroma penetrante, potente,  redondo y seco en boca.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...