LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Qué es lo que diferencia a un vino fortificado?.

Vino que ha sufrido algún tipo de proceso para aumentar su estabilidad, como es añadirle brandy o algún tipo de aguardiente durante su fermentación.

Cata de Vino | 2016-03-14 16:14:44


El vino fortificado se refiere al vino al que se ha agregado brandy u otro espirituoso especificado por las reglas de elaboración de vino de una DOC determinada. Generalmente es más dulce y de mayor graduación alcohólica (alrededor de 20% ABV) que el vino no fortificado. El oporto es un ejemplo de este tipo de vino.

Para elaborar vino fortificado, se fermenta el mosto de uva como de costumbre, pero se agrega una bebida alcohólica destilada cuando el mosto está a medio fermentar. Al aumentar el contenido alcohólico del vino, muere la levadura y por lo tanto se detiene la fermentación. Como los azúcares no han sido fermentados en su totalidad, el vino resultante tendrá un alto contenido de azúcar residual.

La fortificación se realiza principalmente para preservar el vino, ya que el aumento del contenido alcohólico provoca la muerte de la levadura y de las bacterias. Este tipo de vinos surgió en los siglos XVI y XVII, como resultado de la búsqueda de métodos para preservar el vino contra las condiciones perjudiciales que implicaba su transporte, desde los países europeos productores hasta los consumidores.

Hay cuatro vinos que son el más claro ejemplo de vino fortificado. Porto u Oporto, Jerez, Madeira (llamado así por la isla portuguesa) y Marsala (conocido en Italia). Los dos últimos son de uso frecuente en la cocina.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...