LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Qué ocurre con el vino de Jerez una vez que pasa el sistema de envejecimiento en soleras?.

Este sistema permite que la calidad del producto sea muy alta y homogénea, porque en todas las botas existe una cantidad muy grande de vino (o Brandy) viejo que «enseña» (da cuerpo) al vino que ha llegado más reciente. ¿Qué ocurre cuando el proceso llega al final?

Producción de Vino | 2015-01-05 17:37:22


Después de acabar el envejecimiento por el sistema de criaderas y soleras, que durará dependiendo del número de sacas que se hacen al año, ya tenemos el vino, cuyas características de los diferentes tipos son:

Fino: Vino de color oro pajizo, pálido, de aroma punzante y delicado, ligero, seco y poco ácido, y con un contenido alcohólico en torno a 15º - 18º.

Amontillado: Color ámbar, aroma punzante atenuado, suave y lleno el paladar, seco y con un contenido entre 16º y 22º.

Oloroso: Vino de color oscuro, muy aromático, de mucho cuerpo, seco o ligeramente abocado y con un contenido de 17º a 22º.

Palo cortado: Es un tipo intermedio entre amontillado (suave, delicado y punzante) y oloroso (del que tiene su cuerpo y nariz)

Raya: Es similar al oloroso, pero con aroma algo menos delicado.

A continuación, en cuento el vino sale de las soleras, se pasa a cabecearlo: esto es mezclar soleras diferentes, rectificación del grado alcohólico, y adición de los vinos de color, vino dulce, dulce pasa, Pedro Ximénez, y Moscatel, al vino sacado de la solera.

Las tres operaciones son optativas, si se realiza la adición, los tipos que se pueden obtener (preferentemente dedicados a los mercados extranjeros y donde tienen gran aceptación) son de menor a mayor contenido en azúcares los siguientes:

Pale-Dry, Old East India, Medium Dry, Medium, Mediun Sweet, Golden, Cream, Brown.

Tras el cabeceo, si es que se ha optado por éste, se clarifica, estabiliza y filtra el vino antes de su embotellado y posterior puesta en el mercado.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...