LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Qué tipo de uvas se utilizan para elaborar los cavas?

Actualmente, tal como refleja el artículo 2P del reglamento de los Vinos Espumosos, se pueden utilizar para la elaboración de «vi- nos espumosos naturales» (entre los que, en lugar preminente, se encuentra el «CAVA») la uva sana de las siguientes variedades de uva:

Producción de Vino | 2014-12-18 10:42:24


Macabeo o Viura, Xarel-lo, Parellada, Malvasía o Subirat (entre las blancas) y Monastrell y Garnacha (entre las tintas).

Variedades que han demostrado, a lo largo de más de un siglo, poseer características intrínsecas para originar productos de calidad equilibrados y genuinos.

Hoy día se están experimentando varieda- des de viníferas nuevas, de calidad y carisma reconocidos a nivel mundial, como la Chardonay, frente a las que el Consejo Regulador tolera su presencia en los vinos base hasta un 10% sobre la proporción de los vinos base para espumosos naturales. Siempre con criterios de prudencia y expectativa ante los vinos que se puedan obtener de éstas variedades y ante su aclimatación a los lugares más idóneos para su cultivo.

Si nos atenemos a la realidad actual, las variedades: Macabeo, Xarello y Parelladci., constituyen, casi en la misma proporción, la participación en más del 90% de las variedades utilizadas.

¿Los Cavas han de ser varietales? Es decir, ¿procedentes de una sola variedad? Evidentemente pueden serlo, pero la experiencia y la prudencia aconsejan lo contrario.

La combinación de las tres variedades predominantes en la actualidad, que por sus características originan vinos que se complementan armónicamente entre sí, generan cavas más equilibrados procedentes de la sabia mezcla de los vinos originarios de las tres variedades aludidas.

Cada día se conocen más objetivamente las circunstancias que una vinífera necesita para encontrar su óptimo ecosistema, es decir, su lugar más adecuado de aclimatación.

La altitud, la pluviometría, la temperatura, la insolación, las características agroclimatológicas propias en definitiva. La idoneidad de los «pies» en función del terreno, de las caracteristicas de variedad y del sistema de cultivo, junto con lo antes apuntado, serán los responsables, en definitiva, de la calidad de los vinos que se obtendrán de estas variedades de uva.

No hay que olvidarse que de la planta más sana, más equilibrada, mejor alimentada, mejor adaptada a su lugar de cultivo, como en cualquier tipo de ser vivo, es de donde se obtendrán mejores frutos, los cuales darán mejores vinos.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...