LLAMANOS 34 91 535 89 90

Regiones vitivinícolas para descubrir: Vinos de los valles de Benavente.

La importancia que históricamente ha tenido el cultivo del viñedo y la elaboración de vinos en la Comarca de Benavente se apoya en diversos documentos y estudios que se remontan a la Edad Media.

Denominaciones | 2015-10-01 09:57:19


En uno de los Privilegios Reales de la Villa de Benavente, fechado el 10 de septiembre del año 1338, concedido por el rey Alfonso XI, se hace mención de la gran cantidad de viñedo cultivado en el Concejo de Benavente y a la importancia económica que suponía para sus moradores la elaboración de vino, para su consumo y para su comercialización en las zonas de Asturias y Galicia. En este Privilegio, el rey Alfonso XI confirma las Ordenanzas del Concejo de Benavente por las que se prohíbe la entrada de vino de acarreo en la villa de Benavente, y se ordena que los vecinos y moradores de esta villa que quieran encubar mosto que lo hagan entre el día en que vendimien y el día de San Andrés, y no después. "... que fizistes ordenamiento e postura entre uso que no entrase y en la villa vino de acarreo de ninguna parte, por quanto auia y grant pieça de vinnas e ahondamiento de vino de nuestra cogecha para todo el anno.

Queda patente en estos valles que en ellos se aprecia el peso del sector vitivinícola, tanto en las tradiciones culturales (arquitectura, artesanía, lenguaje, gastronomía...) como, de forma especial, en el capítulo económico relativo a la población agraria y a la producción final, sectorial y general, de una provincia eminentemente agrícola.

La creciente inquietud de los habitantes de esta Comarca, tradicionalmente vitivinícola, para que se reconocieran la calidad y tipicidad de sus vinos ha dado lugar a la constitución de la D.O.P. Vino de Calidad de los Valles de Benavente, integrada por representantes de los viticultores, elaboradores y embotelladores, con el objetivo de que el nombre geográfico de Benavente sea incluido en la relación de las comarcas vitivinícolas españolas con derecho a utilizar en sus vinos la mención "Vino de Calidad " en los vinos de mesa para posteriormente, en una segunda fase, poder llegar a solicitar la "Denominación de Origen" para estos vinos.

Las variedades de uvas utilizadas son:

Variedades principales:

TINTAS: Tempranillo, Prieto Picudo y Mencía.

BLANCAS: Verdejo y Malvasía.

Variedades complementarias:

TINTAS: Garnacha y Cabernet Sauvignon. Los rendimientos máximos admitidos por hectárea, serán los siguientes:

Variedades tintas: 7000 Kg. por hectárea.

Variedades blancas: 9000 Kg. por hectárea.

El clima de la zona es Continental, extremado y árido, con una pluviometría baja, entre 350 y 500 mm. Anuales, con gran luminosidad; inviernos muy fríos y veranos secos y calurosos.

Las temperaturas extremas a las que la vid resiste sin riesgo son las comprendidas entre 40º C y –15º C. El inicio de la actividad de la vid puede comenzar cuando la temperatura es superior a 5º C, pero el desarrollo es muy lento.

La distribución anual de precipitaciones se caracteriza porque son los meses de invierno en los que la pluviometría es mucho mayor, lo que contribuye a recuperar la capacidad de los acuíferos y del propio terreno. De esto se beneficiará el importante sistema radicular de la vid.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...