LLAMANOS 34 91 535 89 90

Rusia quiere aumentar presencia en la Organización Internacional del Vino.

Un nuevo programa del Gobierno Ruso prevé que se duplique la superficie del viñedo ruso para el año 2020, con el objetivo de alcanzar una superficie de 140 mha.

Exportación de Vino | 2015-11-23 12:07:28


El director general de la OIV, Jean-Marie Aurand, por invitación del director del Instituto Nacional de las Industrias Cerveceras y Vinícolas, el Sr. Lev Oganesyants, visitó la ciudad de Moscú, acompañado por la jefa de la Unidad "Economía y Derecho", Tatiana Svinartchuk. La estadía se prolongó del 16 al 19 de noviembre de 2015, en ocasión del XIX Concurso Internacional de Vinos y Bebidas Espirituosas.

Esta competición, organizada por el Instituto y bajo el patrocinio de la OIV, reunió más de 300 muestras procedentes de quince países y cosechó un notable éxito. Como introducción al concurso, se llevó a cabo una conferencia en la que Jean-Marie Aurand presentó la situación del mercado vitivinícola mundial y sus tendencias y puso de manifiesto el papel de la OIV en este contexto.

Durante una reunión con el viceministro de Agricultura, el Sr. Sergey Levin, el funcionario ruso presentó al director general de la Organización el programa de desarrollo de la viticultura rusa, recientemente adoptado por el Gobierno. Este programa prevé que se duplique la superficie del viñedo ruso para el año 2020, con el objetivo de alcanzar una superficie de 140 mha.

El marco legislativo también se encuentra en proceso de revisión, principalmente mediante un proyecto de ley sobre la protección de las indicaciones geográficas. En este contexto, el viceministro señaló su voluntad de reforzar la participación de Rusia en las diferentes estructuras de trabajo de la OIV y Jean-Marie Aurand se mostró muy satisfecho por todos estos avances. Además, indicó la importancia de las normas internacionales como las que elabora la OIV en un contexto de globalización cada vez más notorio en el ámbito del comercio de vinos y bebidas espirituosas y de expectativas cada vez más exigentes de parte de los consumidores en materia de calidad y autenticidad de los productos.

Finalmente, el director general fue acogido en la Academia de Ciencias de la Federación Rusa y se reunió con la Unión de Enólogos y Viticultores.

El consumo anual de vino per cápita en Rusia en la actualidad es de unos 7,5 litros al año entre los mayores de edad, cifra muy pequeña si se la compara con la equivalente en otros países no productores de vino como el Reino Unido o los países escandinavos (entre 15-17 litros/año). Este dato es no obstante, significativo de las posibilidades de aumento del consumo de vino en este mercado, no siendo descabellado asumir que en a medio plazo, el consumo podría situarse en torno a los 10 litros per cápita.

El consumo de vinos de calidad está muy concentrado en Moscú (70%), San Petersburgo (10-15%) y las grandes ciudades rusas (15%). El volumen del mercado del vino en valor, según estimaciones no oficiales es de 8.000 millones de dólares al año.

La producción rusa de vino no es capaz de satisfacer la demanda existente debido a la insuficiencia de oferta así como a la poca calidad general de los vinos rusos, aunque en los últimos dos años ha aparecido un pequeño grupo de bodegueros rusos que están haciendo vinos muy decentes y sobre todo promocionándolos muy bien, fundamentalmente en el canal de la restauración moscovita. En cualquier caso, la mayor parte del vino consumido en Rusia sigue y seguirá siendo importado (aproximadamente un 60% de la oferta total). Según datos de ICEX.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...