LLAMANOS 34 91 535 89 90

Ruta del vino austral de la Patagonia

Las provincias de Río Negro y Neuquén, en la Patagonia Argentina, han planteado el desarrollo turístico recreativo de “rutas temáticas rurales”, que proponen la puesta en valor de la identidad productiva como una alternativa económica diversificada.

Rutas del Vino | 2014-10-14 12:51:45


A través de una metodología de planificación prospectiva estratégica se definió la Ruta del Vino de la Patagonia”, como un producto turístico estructurado en 2 circuitos diferenciados en la región del Valle del Río Negro y Neuquén.

A partir de los atractivos paisajes relacionados con el vino, tomo auge el Ecoturismo, quien aprovecha la identidad y cultura del territorio rural, respetando sensibilidad e identidad de productores, y su población.

Las rutas del Vino del viejo mundo son una muestra de la tradición, la cultura y la historia, mientras que las del nuevo mundo, se caracterizan por la naturaleza y la recreación tematizada. “En el viejo mundo los turistas disfrutan de la visita a las bodegas, los buenos restaurantes y de la arquitectura, mientras que en el nuevo mundo hay un mayor interés por la degustación de vinos, por mejorar los conocimientos sobre él y utilizar los establecimientos que lo producen para divertirse. A medida que crece la actividad enoturística más se relaciona con la gastronomía, el ecoturismo y el turismo rural” (Casanovas, 2008).

De acuerdo con estos conceptos y definiciones, esta región del Norte Patagónico, del Gran Valle del río Negro y Neuquén, se incorpora a la oferta de turismo rural de Argentina, a través de la conformación de la “Ruta del Vino de la Patagonia”, estructurada  en un espacio con condiciones territoriales que la posicionan como un futuro destino turístico. Esta “Ruta del Vino” se destaca por atractivos paisajes potenciados por los ríos que los surcan y que generan el contraste de un valle de regadío –oasis frutícola- en medio de las mesetas del semidesierto.

La región, denominada “Alto Valle de Río Negro y Neuquén”, es un extenso oasis de regadío que tiene desarrollo entre las mesetas en la Norpatagonia Argentina. Posee 120 km de largo, 5 km. promedio de ancho y 60.000 has bajo riego.

En la última década, se incorporan más de 2.500 hectáreas de vides en el valle medio del río Neuquén, zona San Patricio del Chañar - Añelo, ubicados a 46 km y 100 km respectivamente, al noroeste de Neuquén Capital (Figura 1). Crece con el aporte de tecnologías de última generación tanto en viñedos como en bodegas, lo que lo transformó en uno de los polos vitivinícolas que más creció en la Argentina. Se trata de un pequeño grupo de bodegas,  que desde sus comienzos integran la industria del vino, el turismo y la gastronomía en Argentina.

La Ruta del Vino de la Patagonia, presenta dos circuitos, con recorridos que permiten combinar la visita a las bodegas, a las chacras, a los museos, a los ríos, lagos y a sitios de excavaciones paleontológicas, ofreciendo múltiples actividades en la naturaleza. Por otro lado, su articulación con las distintas ciudades y sus atractivos, la convierten en un corredor que revaloriza y destaca la diversidad cultural regional.

Entre el 2007-2011, Neuquén y Río Negro se integran al PNCEA (Plan Nacional de Consolidación del Enoturismo en la Argentina) que reúne a todas las rutas del vino que se localizan en las diferentes provincias vitivinícolas (Figura 2). Estas se comprometen, dentro de sus respectivas competencias, a prestar cooperación y colaboración mutua para establecer un mecanismo de trabajo que fortalezca el desarrollo del enoturismo en la República Argentina.

el “Alto Valle de Río Negro” (40km.), que se destaca por un hacer tradicional, bodegas centenarias, museos, en medio de chacras de frutales de manzanos y peras;  mientras que “Añelo y San Patricio del Chañar” (80km.), dan la posibilidad de explorar nuevos emprendimientos con la última tecnología y destacada arquitectura. La experiencia asociativa civil del Alto Valle del Río Negro (2007) ha sido positiva, aunque lenta como proceso, por la escasa experiencia en prácticas concertadas en lo privado-estado, insumiendo tiempos de conocimiento, de comprensión, de compromiso y de acuerdos para avanzar en propuestas diversas, atractivas que permitan la proyección del producto turístico.  La madurez alcanzada se sustenta en los nuevos paradigmas de integración, calidad y autenticidad, hacia donde se da una marcada tendencia del turismo mundial, y es a través de ello, que han logrado tener un crecimiento exponencial en su período inicial

Por su localización, esta “Ruta” asociada a las grandes ciudades del Norte de la Patagonia, cuenta con todos los servicios en cuanto a transporte aéreo, terrestre, buenas rutas de acceso y servicios complementarios de alojamiento y gastronomía, lo cual ha generado una situación ventajosa en su desarrollo como producto turístico. Esta oferta se localiza en un ambiente de privilegio por sus paisajes con alto grado de naturalidad y de contrastes: Oasis de cultivo - Meseta semidesértica, lo cual acrecienta y diversifica su atracción debido a la oferta complementaria que genera, con múltiples actividades que se comercializan tal como “Turismo Naturaleza”.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...