LLAMANOS 34 91 535 89 90

Ruta del vino en los Pueblos mágicos de Coahuila

Entre los mejores placeres que Coahuila, en México, ofrece a sus visitantes está la degustación de excelsos vinos resultado de las extraordinarias vides de Parras de la Fuente y Cuatro Ciénegas.

Rutas del Vino | 2014-10-20 16:51:10


Coahuila, estado fronterizo (con EEUU) cuyo nombre en náhuatl significa “serpiente que vuela”, fue testigo de la evangelización y colonización del norte de México. Su historia es muy interesante, pues ahí tuvieron lugar eventos que influyeron en el devenir del país desde tiempos prehistóricos hasta la gesta revolucionaria, pasando, por supuesto, por el periodo independentista.

El estado cuenta con varios atractivos: bosques, manantiales, desiertos, grandes ciudades, Pueblos Mágicos y pequeñas poblaciones que hacen irresistible su visita. En México se les llama a estas localidades Pueblos mágicos ya que cuenta con atributos simbólicos, leyendas, historia y hechos trascendentes, su magia emana en cada una de sus manifestaciones socio-culturales, y significan hoy en día una gran oportunidad para el turismo.

La Ruta del Vino invita a hacer un paseo por estos dos Pueblos Mágicos, Parras de la Fuente y Cuatro Ciénegas, para envolverse en su historia y misticismo, entregarse con mesura a la degustación de sus vinos con calidad de clase mundial.

La tradición del vino en la entidad inició en Parras de la Fuente, cuando varios frailes llegaron acompañado a los españoles en busca de minerales como el oro, sin embargo lo que hallaron fue una maravillosa tierra fértil donde la vid se daba de forma silvestre.

Es así como nació la “Casa Madero”, la empresa vitivinícola más antigua de América y reconocida internacionalmente por la calidad de sus productos. Esta productora de vinos inició en la época de la colonia cuando el rey de España Felipe III entregó una dotación de tierras a Don Lorenzo García que le fueron entregadas con la condición de plantar viñas para cultivar vino y brandy. Durante el imperio de Maximiliano la bodega pasó a manos de los franceses y en 1983 la compró Evaristo Madero, abuelo del célebre presidente Francisco I. Madero, familia a la que actualmente pertenece.

Al día de hoy “Casa Madero” alberga en sus instalaciones el Museo del Vino donde se muestra el proceso mediante el cual la uva se convierte en tan deleitosa bebida. También dentro de este complejo se puede encontrar hospedaje en su hotel “Casa Grande”, tiene extensos jardines, la Capilla San Lorenzo y se puede disfrutar de un paseo por los viñedos.

Parras de la Fuente cuenta con varias productoras de vino, entre las más destacadas están la vitivinícola “San Lorenzo” ubicada precisamente en “Casa Madero”  reconocida  internacionalmente,  están  también  las  “Bodegas  de

Hacienda de El Perote ubicadas en el centro de la ciudad al final de la calle Ramos Arizpe, la casa “El Vesubio” que se especializa en vinos generosos, también ubicada en el centro de la ciudad y los viñedos Rivero González, vitivinícola muy joven que tuvo su primera producción en 2002 y está asentada en las orillas de Parras. Este municipio también tiene una producción importante de vinos caseros que se pueden comprar en las tiendas de la ciudad y en otras localidades de Coahuila. Entre éstas destaca “Bodegas Alameda”, que fabrica vinos de manera artesanal, casi familiar y tiene cinco etiquetas: el “Segovia Fuantos”, tinto tipo lambrusco de buen sabor; el oporto, el jerez, el moscatel y el de uva “Rosa del Perú”, así como un licor de crema de nuez que es un verdadero deleite para el paladar.

Por otra parte, en la Región Centro Desierto de Coahuila, en medio de tesoros naturales incomparables, encontramos el municipio de Cuatro Ciénegas de Carranza, un bello Pueblo Mágico lleno de paisajes únicos en el mundo, tierra de don Venustiano Carraza, cargado de historia, cultura y tradición.

Este mágico municipio alberga dos importantes empresas vitivinícolas; “Bodegas Ferriño” y “Bodegas Vitali”.

Fue en el año de 1860 cuando don Miguel Ferriño Lander proveniente del sur de Italia decidió establecerse en esta ciudad movido por la nostalgia de su pueblo natal, ese mismo año inició modestamente una vitivinícola con el nombre de “La Fronteriza” únicamente con la destilación de aguardiente de uva y brandy. En 1868 adquiere el edificio donde se alberga actualmente e inicia la elaboración de vinos generosos dando mayor impulso al hoy reconocido vino “Sangre de Cristo”.

Los “Vinos Ferriño” se caracterizan por su elaboración con métodos antiguos ytradicionales, lo que les imprime un exquisito sabor y calidad.

Las “Bodegas Vitali”, una empresa fundada en 1948, pero de la misma herencia italiana. Surge de la separación de uno de los socios de “Bodegas Ferriño”; don Nicolas Ferriño Ramos, quien heredó una parte de tierras y barricas para que iniciara su propia empresa. Luego de su fallecimiento, su hijo Nicolas Ferriño

Charles se hizo cargo pero la cerró por motivos de salud. Veinte años después su hijo el ingeniero Sergio Ferriño Vitali reabrió el negocio con el afán de rescatar la tradición familiar. “Bodegas Vitali” ofrece vino tinto dulce, generoso moscatel, generoso tipo oporto, tinto seco y crema de aguardiente.

A la muerte de su fundador, la empresa cambió su nombre por el de “Testamentaria de Miguel Ferriño” y en 1955 adquiere el nombre de “Bodegas Ferriño S.A. de C.V.”  Actualmente cuentan con siete tipos de vinos, licor de granada y aguardiente.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...