LLAMANOS 34 91 535 89 90

Ruta para disfrutar del vino en el Medio Vinalopó. Descubriendo los vinos de Alicante.

La comarca del Medio Vinalopó es una zona con una orografía muy accidentada, en la que resaltan sus numerosos valles, así como las sierras que delimitan sus fronteras naturales. Una de sus actividades más importantes el cultivo de la vid. Las bodegas te enseñarán sus secretos.

Rutas del Vino | 2015-08-24 10:45:50


En la comarca del Medio Vinalopó, el cultivo de la vid es una de sus actividades más importantes. Dentro de este cultivo, podemos diferenciar dos grandes zonas: las que se dedican al cultivo de la vid para la producción de vinos, como Moscatel, Fondillón (Monóvar, Pinoso, etc,); o las que se dedican a la producción de uva de mesa (Novelda, Aspe, Monforte del Cid, etc,). La gran calidad de la uva recogida en la comarca, ha promovido que se le otorgue la denominación de origen Uva de mesa embolsada Vinalopó. Una uva de mesa blanca, embolsada, de una calidad superior.

La Ruta de vinos de Alicante te hace las siguientes propuestas para descubrir la comarca.

Ruta 1: Desde Monóvar a Pinoso hay un gran valle lleno de viñas y uno de los paisajes más personales de toda la zona.

Se puede comenzar desde Petrer, visitando Bodegas Bocopa, un gran grupo empresarial que agrupa gran parte de la producción en la zona y que ofrece enoturismo con visitas guiadas, catas, etc. En el mismo entorno de Elda- Petrer, puede visitar el curioso Museo del Calzado o comer con algunos de los especialistas creativos desde la Sirena a la Pastelería Totel (Paco Torreblanca); incluso puede visitar los outlets de varias marcas de calzado de primera línea. Vinos, moda, gastronomía. ¿Curioso, no?

Monóvar ha sido uno de los centros históricos del vino en España. Es hablar de monastrell y de Fondillón. Allí una bodega ofrece ese lado histórico: Primitivo Quiles. Ubicada en el centro del pueblo, justo al lado de la encantadora Plaza de Toros. Es una bodega familiar con vinos diversos y el poseen el Primer Fondillón con Puntos Parker.

En Monóvar, es obligado un pequeño paseo para conocer la Casa Museo Azorín, la Iglesia, el Casino, un pueblo con encanto y tradición.

Camino a Pinoso se pueden encontrar bodegas grandes y pequeñas: El Mañán, Bodegas Alejandro, Brotons, que ofrecen vinos al estilo de las pequeñas bodegas y tiendas con a autenticidad: huele a vino por todos lados.

Y llegamos a Pinoso (si no hemos parado a comer en alguna de las pequeñas pedanías de ese camino, Enzebras, Casas del Señor, Úbeda, etc. en donde se guardan algunos de los mejores arroces y guisos de la zona, cocidos muchos con sarmientos de viñas). Pinoso es un pueblo pero muy activo. Hay bodegas diferentes también. Desde La Bodega de Pinoso, con su gran edificio de principios de siglo en ladrillo. A bodegas como Volver, Vivanza o las modernas instalaciones de El Sequé.  A Pinoso se va, tradicionalmente a por el Vino y a comer. Sus gazpachos, sus Perusas, su embutido tradicional,… Hay de todo para degustar ese lado del mediterráneo.

Desde Pinoso puede enlazar con la Ruta del Vino de Jumilla a través de las Cañadas, uno de los lugares más áridos, misteriosos y profundos de la zona.

Ruta 2: En Villena se agrupan gran parte de bodegas de esta zona norte. Antes, puede pasar por Sax, cuyo castillo desafía las leyes de la gravedad, y a cuyos pies crece la viña y la Bodega Cooperativa. Y acercándose a Salinas, puede visitar una bodega con mucho encanto como es Finca Collado, en un plácido recodo y rodeada de viñas; en donde le atenderán de forma especial.

En Villena puede visitar grandes fincas como la del Chaconero de Mendoza, conocer pequeñas bodegas como Vinessens; y en la carretera a Pinoso, conocer el plácido Valle de Salinas, y visitar la espectacular Bodegas Francisco Gómez o llegar hasta Bodegas Sierra Salinas que ofrecen visitas de sus apreciados vinos tintos.

En la misma ciudad están otras bodegas como Bernabé Navarro y la Bodega Nuestra Señora de las Virtudes donde poder comprar vinos y aceites de primera calidad.

Villena es una ciudad para andar y conocer su centro histórico, sus Iglesias, sus museos, su famoso Tesoro. En la Oficina de Turismo le pueden recomendar los mejores lugares y también los del entorno. No hay que perderse el magnífico Castillo de Biar, o el Valle de Benexama (en cuya carretera puede encontrar Bodegas Bernabé Navarro) lleno de viñedos, olivos y frutales, hasta el otro imponente castillo de Banyeres de Mariola.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...