LLAMANOS 34 91 535 89 90

Rutas del vino: Ruta de la garnacha

La Asociación para la Promoción Turística de la Ruta de la Garnacha nace por la necesidad de promocionar el turismo en la zona del Campo de Borja, vinculando el crecimiento de este al sector vitivinícola.

Rutas del Vino | 2014-07-29 17:37:59


La Asociación para la Promoción Turística de la Ruta de la Garnacha nace en el año 2009, pasando a formar parte del reconocido Club de Producto Turístico Rutas del Vino de España, coordinado por ACEVIN y la Secretaría de Turismo del Estado (Ministerio de Industria, Energía y Turismo).

Los socios fundadores son la Comarca Campo de Borja y el CRDO Campo de Borja, reforzados posteriormente con la adhesión a la asociación de los diferentes municipios que delimita el territorio de la D. O. Campo de Borja.

Desde hace años, en ambas instituciones se habla de la conveniencia de realizar acciones conjuntas para promocionar turísticamente este territorio tomando como eje principal el enoturismo. El objetivo general de la asociación puede definirse como el desarrollo turístico sostenible del territorio que enmarcan la Comarca del Campo de Borja y la D.O. Campo de Borja, ligando este a la cultura del vino.

La Ruta de la Garnacha se extiende por la zona vitivinícola de la D.O Campo de Borja, a los pies del Moncayo, descendiendo por el Valle del Huecha hasta el Ebro. Al noroeste de la provincia de Zaragoza, a 60 kms de la capital, se accede a ella por la N-122 que une esta con Soria o por la AP-68,de Zaragoza a Navarra, País Vasco y La Rioja. Los trenes de alta velocidad que llegan a Zaragoza o el aeropuerto de la capital aragonesa colocan a La Ruta de la Garnacha cerca de cualquier punto del país.

El viajero que llega estas tierras de la Comarca de Campo de Borja, Vera de Moncayo y El Buste, encuentra un territorio sorprendentemente diverso, que se extiende desde la ribera del Ebro hasta las cumbres del Moncayo. Entre ambos, el valle del río Huecha y los Llanos de Plasencia, pinares, encinas y olivos. Es aquí donde estas tierras se llenan de orgullo al mostrar su seña de identidad: los viñedos con los que se elaboran los cada vez más prestigiosos vinos de la Denominación de Origen Campo de Borja.

La naturaleza dotó a esta zona de un clima y unos suelos idóneos para el cultivo de la vid, y a lo largo de la historia sus habitantes lo han sabido aprovechar. Ahora esta tierra da un paso más, guiando al visitante en un viaje hacia el misterio de un territorio que vive por y para el vino.

El Imperio de la Garnacha tiene casi 8 siglos de edad; los viñedos más antiguos de la D.O. datan de 1145 y de las 5.000 hectáreas de garnacha, más de 2.000 tienen edades comprendidas entre 30 y 50 años. Sus producciones son bajas, pero inmensamente apreciadas enológicamente, por la complejidad estructural y aromática que proporcionan a los vinos. Tostadas con aceite de la D.O. Sierra del Moncayo, trenzas de Borja, quesos de cabra moncaína, productos de la huerta de la Ribera del Ebro

En la D.O. Campo de Borja los viñedos de garnacha más antiguos datan de 1890 y de las 5.000 hectáreas de esta variedad, más de 2.000 tienen edades comprendidas entre 30 y 50 años. Sus producciones son bajas, pero inmensamente apreciadas enológicamente, por la complejidad estructural y aromática que proporcionan a los vinos

Pero la tradición vinícola de este territorio viene de mucho antes. Las primeras referencias son de 1.203,cuando el quinto abad de Veruela dona las viñas de Magallón. La tradición histórica de las bodegas es igualmente larga, desde las bodegas del propio Monasterio de Veruela a las bodegas tradicionales y familiares de los pueblos, situadas en los cabezos o montes cercanos o incluso bajo las propias casas y conservadas hasta nuestros días.

La Ruta de la garnacha ofrece multitud de actividades al visitante:

Una amplia oferta de actividades relacionadas con el turismo activo, cultural y gastronómico:

Cursos de Cata en el Museo del Vino

Catas de Aceite en Almazara Oliambel

Recorridos entres viñedos

Enoturismo con niños

Escapadas románticas

Rutas culturales por la antigua Bursau

Compra de pastas artesanas y roscos de vino

Visita a la Casa Palacio de los

Condes de Bureta

Cata de vinos, aceites, quesos, ibéricos, chocolates y cervezas

Turismo activo: nordik walking, equitación, descenso en piraguas por el río Ebro, segway, astronomía, rutas en 4 x 4, tiro de trineos con perros.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...