LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Sabes cómo es el control de calidad para obtener la distinción de vino Cava?.

El Cava está sometido a la verificación de la calidad que ejercen los servicios técnicos del Consejo Regulador para obtener la distinción de Cava.

Denominaciones | 2015-07-15 10:18:57


El Consejo Regulador es un organismo desconcentrado del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Está integrado por viticultores, elaboradores y por representantes de las Comunidades Autónomas de la “Región del Cava” y del Ministerio.

Sus antecedentes se remontan al año 1959 cuando se establecieron las Normas de Comercio de los Vinos espumosos y gasificados, donde aparece por primera vez la mención CAVA. Posterior­mente la Orden del Ministerio de Agricultura de 23 de abril de 1969 reglamenta los vinos espumosos y gasificados, quedando reconocida como designación propia de los espumosos elabora­dos por el sistema “clásico de fermentación en botella y envejecimiento en cava”, pudiendo así “caracterizar sus productos con la denominación CAVA”. Esta definición sirvió como base para designar el nombre del producto.

Estos controles empiezan en los viñedos, basado en los registros de las parcelas con derecho a producir uvas con destino al Cava, en el control de rendimientos, vigilancia de la calidad y destino final de estas uvas.

Las bodegas elaboradoras inscritas deben reunir condiciones técnicas específicas para obtener el derecho a elaborar tanto el vino base como el Cava. Los tapones de tiraje del Cava deberán marcarse con el mes y año de la operación a fin de garantizar los periodos mínimos de crianza exigidos en el Reglamento.

Se realizan controles de calidad, analíticos y organolépticos a fin de calificar los vinos base, proceso durante el cual se efectúan inspecciones periódicas, declaraciones de existencias y verificación de movimientos.

Las etiquetas de cualquier Cava deben ser previamente autorizadas por el Consejo, reuniendo los requisitos de acuerdo con la legislación vigente.

Todo este complejo sistema de control se complementa con la verificación de la calidad del producto acabado, autorizando el uso de la deno­minación “Cava” y también de las menciones “Reserva” y “Gran Reserva”, expidiendo el distintivo de control numerado (disco o tirilla) de manera diferenciada, con las tres menciones citadas que deberán llevar todas las botellas que se destinen al consumo, como marchamos que garantizan la calidad y el origen del Cava.

Las características de los cavas dependerán de las diferentes combinaciones varietales, añadas y también de los distintos períodos de crianza.

Para ostentar la calificación de Gran Reserva, los cavas están sometidos a especiales controles de calidad, efectuándose entre otros, exámenes organolépticos y analíticos.

La indicación “Gran Reserva” únicamente podrá utilizarse en la presentación de los tipos “Brut Nature”, “Extra Brut” y “Brut, cuya crianza no sea inferior a treinta meses y se haya realizado dentro de la misma bodega. En la etiqueta deberá constar de manera obligatoria la indicación Gran Reserva y el año de la cosecha. En este sentido, el Cava es el único vino espumoso que puede ostentar esta distinción.

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...