LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Sabes cómo se realiza la crianza de los vinos de Montilla Moriles?.

Los métodos de crianza en la D.O Montilla Moriles son los que dan la personalidad a los vinos, a la vez tan variados. Te explicamos algunos de los sistemas más utilizados en los vinos andaluces.

Curiosidades | 2016-09-13 09:23:27


La crianza que se dan en los vinos de Montilla moriles se diferencian en crianza oxidativa y crianza  biológica. Este tipo de crianza, la biológica es de las más utilizadas entre los vinos andaluces, y se denomina bajo velo en flor. Pero te explicamos algunos de los sistemas más utilizados en ambos tipos de crianzas, para lograr la personalidad de los vinos.

En la DOP «Montilla-Moriles» se distinguen además, los siguientes sistemas de crianza, aplicables en general tanto para crianzas biológicas como de tipo oxidativo:

Sistema de criaderas y solera. Es un sistema de crianza dinámico, consistente en la extracción parcial o “saca” del vino de cada una de las botas, vasijas de madera que forman una escala o criadera con un determinado nivel homogéneo de envejecimiento, y la reposición o “rocío” con vino de otra escala o criadera más joven, utilizándose vino sin crianza para la reposición de la más joven. De esta forma en cada criadera siempre queda una proporción de todos los vinos de las sucesivas añadas con las que se ha ido reponiendo la misma. La última criadera, en la que concluye el proceso de envejecimiento, recibe el nombre de “solera”, y de ella se efectúa la saca del vino ya criado, que es el resultado de la homogeneización y envejecimiento prolongado de los vinos de todas las añadas desde la que data dicha solera, hasta la ultima añada con la cual haya sido “rociada”.

Sistema de añadas. Es un sistema de crianza estático, en el que los vinos procedentes de cada una de las vendimias se envejecen separadamente, sin realizar en ningún momento combinaciones de vinos procedentes de vendimias diferentes. En este sistema se establece un tiempo mínimo de crianza de doce  meses, con la salvedad del vino dulce «Pedro Ximénez» cuando se utilicen vasijas de madera nueva, en cuyo caso el tiempo mínimo exigido de crianza será de seis meses.

En todo caso, independientemente del tipo y del sistema empleado, el proceso de crianza se realizará siempre en las vasijas de roble tradicionales en la zona, con capacidad máxima de 1.000 litros. 

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...