LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Sabes que está probado científicamente que el vino es bueno para la salud?

Está probado que diversos componentes del vino aportan un extra para nuestra salud, como es el caso del potente antioxidante del reverastrol y los polifenoles.

Curiosidades | 2014-10-14 17:05:45


Los polifenoles, en relación a su actividad  fisiológica tienen, entre otros, los siguientes efectos:

Efecto actividad antiviral y antibacteriana. Se ha encontrado que ciertos flavanoides presentan  actividad  frente a virus del grupo gripe, poliomelitis o herpes a través de la acción inhibidora  de la lipoxigenasa.

Por otro lado poseen efecto antibacteriano frente a Salmonella Shigella y Escherichia Coli.  Es decir el histórico  papel del vino como auxiliar  digestivo está demostrado  y los polifenoles erradican  bacterias  que normalmente  provocan envenenamiento  alimentario, disentería y diarrea.

Efecto a nivel del tracto gastrointestinal. Los polifenoles actuán  en el último tramo  del intestino. Los taninos condensados, tienen  una  gran capacidad  de  retener agua por sus muchos grupos OH, producen  un aumento  de la masa fecal ya que no son digeridos y facilitan la eliminación de las heces por su acción humectante. En esta acción se asemejan a los componentes de las fibras dietéticas.

Actividad antiinflamatoria y antialérgica. Los compuestos polifenólicos inhiben la liberación  de ácido  araquidónico  por parte  de las células  inflamadas. Por  esta  razón las enzimas lipoxigenasa y ciclooxigenasa disponen de menor cantidad  de sustrato  para la síntesis  de los compuestos  responsables  de la respuesta  inflamatoria: Endoperoxidos, prostaglandinas, tromboxanos,  etc.

Otros compuestos como la quercitina inhiben la liberación de histamina  y por tanto son capaces de bloquear la repuesta alérgica del organismo. El resveratrol inhibe la agregación plaquetaria e interfiere en el metabolismo del ácido araquidónico por lo que también tiene actividad  antiinflamatoria.

Actividad antimutagénica y anticarcinogénica.  En estudios con animales de laboratorio se ha comprobado que los flavanoides inhiben la aparición de tumores inducidos químicamente y parecen proteger  al organismo de compuestos  mutagénicos.  Sin embargo en humanos los resultados  son contradictorios  y es necesario profundizar en nuevos estudios.

Otras actividades  de los polifenoles son la anticolesterolemica y sus efectos hipolipemiante,  antioxidante y antiagregante plaquetar.

Estudios realizados “in vivo” en humanos con vino tinto  han puesto de manifiesto que el vino ejerce sus supuestas  actividades  cardioprotectoras mediante múltiples mecanismos tales como:

− Mejorando  el nivel de los lípidos contenidos en la sangre,  aumentando la concentración de colesterol en las lipoproteínas de alta densidad (HDL) y reduciendo la concentración de colesterol en las lipoproteínas de baja densidad  (LDL).

− Disminuyendo la trombosis, al reducirse la agregación de las plaquetas  o tromboci- tos, reduciendo la concentración en fibronógeno y aumentando la fibrinolisis.

− Reduciendo el espasmo de la arteria  coronaria en respuesta al estrés correspondiente.

− Aumentando  el flujo sanguíneo  coronario mediante  la vasodilatación  correspondi- ente.

− Reduciendo la presión sanguínea.

− Reduciendo  la concentración de insulina  en el plasma,  la insulina  es una hormona proteica,  que aumenta  la síntesis de los triglicéridos derivados de la glucosa, impi- diendo la degradación de los triglicéridos a glicerol y haciendo que los ácidos grasos sean los precursores del colesterol.

−Incrementando la concentración  de estrógenos  en el plasma. Los estrógenos  son hormonas  que reducen de forma muy importante la concentración de colesterol en el plasma de mujeres premenopáusicas, observándose en éstas una arterioesclerosis significativamente  menor que en los hombres.

La lectura de estas propiedades  del vino no deben llevar al error de considerarlo como un medicamento,  como un producto  farmacéutico  que nos haga  olvidar las nociones de gusto y placer.  Tampoco debemos caer en el error de considerar el vino como una bebida sin riesgo.   El vino es una  bebidas  alcohólica  que contiene  etanol.  Su consumo  debe ser moderado,  lo mismo que el de café, azúcar, mantequilla  y resto de la mayoría de los alimentos. En definitiva, debemos beber poco, pero beber bien, para beber mucho tiempo.

 

Diez beneficios del Vino para la salud.

El vino como alimento de la dieta mediterránea, mejora la salud.

El vino es rico en polifenoles, muy recomendables para la salud. Pero ¿qué son estos compuestos?

Los secretos saludables del vino.

Para cuidar la salud es imprescindible la moderación en el consumo del vino.

Sin la exportación el vino español gozaría de muy mala salud

¿Sabes que está probado científicamente que el vino es bueno para la salud?

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...