LLAMANOS 34 91 535 89 90

¿Sabes si te gustan los vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero?.

No todos los vinos son iguales, el suelo, el clima, las variedades de uva hace que cada vino y cada denominación de origen sea diferente. Por ello te damos una pincelada de los vinos de la Denominación de Origen de Ribera del Duero.

Cultura del Vino | 2016-05-12 11:37:38


En torno al Río Duero, las viñas de esta Denominación de Origen forman una franja vitícola de unos 115 km de largo por 35 km de ancho, y transcurre por el oeste de Soria, el sur de la provincia de Burgos, el noreste de Segovia, y el este de Valladolid.

Entre las variedades autorizadas por el Consejo Regulador domina con gran diferencia  la Tempranillo, denominada también Tinta del País o Tinto Fino. Junto a ella se  encuentra la Cabernet-Sauvignon, Merlot, Malbec y la Garnacha Tinta y en Blancas la  Albillo.

Los tipos de vino que puedes probar en la Ribera del Duero son de manera general de las siguientes características:

Dos son los tipos de vinos de la Ribera del Duero; Los típicos rosados "claros", frescos,  de atractivo color y moderada graduación alcohólica, en cuya elaboración han de contar  como mínimo con el 50% de las variedades tintas autorizadas y que fermentan en  ausencia del hollejo. Y los excelentes y exitosos vinos tintos.

 Los tintos se deberán elaborar con un mínimo del 75% de la variedad Tempranillo, y en  todo caso el coupage de la Tempranillo con la Cabernet-Sauvignon, Merlot y Malbec no  deberán superar el 95%, lo que significa que la Garnacha Tinta y la Albillo no se puede  utilizar más de un 5% para la elaboración de estos vinos.

Tintos jóvenes: No tienen crianza en barrica, o está es inferior a 12 meses. Son de  color rojo guinda con ribetes azulados, sus aromas primarios son muy densos a fruta  madura y bayas silvestres, amplios en boca y de taninos muy vivos.

Tintos de crianza: Deberán contar con un plazo de envejecimiento no inferior a dos  años naturales, contadas a partir del 1 de octubre del año de la vendimia, de los cuales  uno como mínimo lo será en barrica de roble de una capacidad aproximada de 225  litros. Son vinos cuyos colores van del picota intenso al rojo guinda con matices  violáceos, sus aromas ensamblan los propios de la fruta con la madera sobre fondos  especiados de vainilla, regaliz y torrefactos. En boca son estructurados y carnosos con  unos taninos bien equilibrados.

Tintos Reserva: Tendrán un mínimo de 36 meses de envejecimiento, con un  mínimo de 12 meses en barrica de roble. Sus colores evolucionan del rojo picota al rojo  rubí, de intensos y profundos aromas de fruta sobremadura en perfecta armonía con  otros a curo, minerales y balsámicos. En boca es potente, amplio, pero muy bien  equilibrado, persistente en el gusto y en la vía retronasal.

Tintos Gran Reserva: Su envejecimiento será como mínimo de 60 meses, de los  cuales 24 permanecerá en barrica de roble. De color rojo cereza muestran una amplia  gama de tonalidades, sus aromas se sustentan sobre una base de frutas confitadas, en los  que sus aromas terciarios evocan una amplia gama de matices; tostados, torrefactos,  minerales, especias. Su paso por boca muestra una firme estructura y una completa  armonía gustativa de larga persistencia.

Prueba vinos de la Denominación de Origen de Ribera del Duero aquí.

 

    • Cargando...
    • Cargando...
    • Cargando...